Odebrecht: Consagración por vía judicial de la impunidad

El 23 de agosto de 2017 -antes de que el Procurador General de la República (PGR) formulara su acta de acusación— deposité en la secretaria de la Procuraduría General una denuncia penal y solicitud de ampliación de la investigación en el caso Odebrecht. En ella se identifican las grandes debilidades y ausencias de la investigación penal hecha por el PGR, las que paso a enumerar a continuación.

1.-Lo primero que resalta es la ausencia de una teoría integral del caso, limitándose el PGR a reproducir lo confesado por Odebrecht en el acuerdo de lenidad firmado con el Ministerio Público Federal de Brasil, el Departamento de Justicia de EE.UU. y la Procuraduría General de Suiza.

2.-Asume el PGR como una verdad demostrada que el monto de los sobornos fue de US$92 millones. La revelación de otros sobornos por US$53 millones en el caso “de los emoticones” dejó en claro la falsedad de la “confesión” de la empresa.

3.- En el expediente no se investigan las irregularidades que se cometieron en los procesos de licitación para favorecer la adjudicación de las obras a Odebrecht.

4.-El PGR no investiga la sobrevaluación descarada que se produjo en cada una de las obras construidas por Odebrecht, con lo cual la empresa recuperaba no solo el monto de los sobornos entregados sino que obtenía ganancias extraordinarias.

5.-El PGR “pasa por alto” investigar la financiación ilícita de candidatos y partidos, siendo ésta una de las estrategias utilizadas por la empresa para obtener su favor, luego de electos, la adjudicación y sobrevaluación de las obras.

6.-El PGR no presta la debida atención a las adendas sucesivas hechas a los contratos, muchas de ellas por encima del 25% del valor originario, en violación de la Ley 340-06 sobre Compra y Contrataciones de obras del Estado.

7.-El PGR sufre un inexplicable lapsus, al no incluir en la investigación las 5 obras construidas por Odebreht en el periodo 2012-2014, que son las que corresponden al primer gobierno de Danilo Medina.

8.-El PGR no toca, ni con el pétalo de una rosa, a Joao Santana, estratega de Odebrecht y asesor de Danilo Medina en las elecciones de 2012 y personaje clave en la compra de legisladores para la modificación de la Constitución (2014) y la reelección (2016).

9.-El PGR parece que no se enteró, pues no las incluye en la investigación, de las actividades del Departamento de Operaciones Estructurales, que era el responsable en Odebrecht del pago de sobornos y que estableció su sede en la RD.

10- El PGR, no solo dejó fuera del caso a Punta Catalina, sino que no reaccionó ante el acto de obstrucción de la Justicia y de usurpación de funciones hecho por el presidente de la República al nombrar una comisión ilegal para investigar la licitación y adjudicación de esta termoeléctrica.

11.-El procurador ignoró en su investigación a varios funcionarios que desde los ministerios que dirigían tuvieron participación directa en la concertación de los contratos de préstamos y adendas. Nos referimos a Vicente Bengoa (en 14 contratos), Daniel Toribio (en 5), Simón Lizardo (en 3).

12.- El PGR no incluyó en la investigación a legisladores que desde la función que tenían como presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados, fueron determinantes para la aprobación de más del 90 % de los contratos de construcción y de financiamiento, y sus adendas. Nos referimos a Reynaldo Pared (en 26 contratos), Cristina Lizardo (en 4) y Abel Martínez (en 18).

13.-El PGR dejó fuera de la investigación a Gonzalo Castillo, responsable de la concertación y adjudicación de las obras construidas por Odebrecht en el gobierno de Danilo Medina y a Rubén Bichara, responsable de la licitación y adjudicación de las plantas termoeléctricas de Punta Catalina.

14.-El PGR, de igual modo, ignoró en la investigación las empresas asociadas con Odebrecht en cada una de las obras objeto de soborno y sobrevaluación.

15.-El PGR no investigó a los departamentos de los ministerios que evaluaron, tasaron y recibieron estas obras y le dieron visto bueno a Odebrecht, en representación del Estado Dominicano.

16.-El PGR deja fuera de la investigación a los expresidentes Hipólito Mejía (2000-2004), Leonel Fernández (2004-2012) y Danilo Medina (2012-2020), siendo inconcebible que esta empresa tuviera el monopolio de la construcción de las más importantes obras públicas durante 14 años, repartiera sobornos, sobrevaluara las obras, financiara candidatos y partidos y los presidentes ni participaran ni se enteraran.

La Procuraduría General estaba obligada a responder -lo que no hizo—acogiendo o rechazando el contenido de la antes referida denuncia penal y ampliación de la investigación. Pero no se trata de una actuación inocente. Las debilidades y ausencias presentes en el expediente Odebrecht tienen por finalidad consagrar la impunidad de los ausentes.

La magistrada Miriam Germán tiene en sus manos la oportunidad de abrir nuevos cauces para investigar todo lo que fue ignorado y, finalmente, imputar a todos los responsables de recibir sobornos, financiamiento ilegal o que se hayan enriquecido ilícitamente. Esa esperanza está viva en la ciudadanía.

LIVE OFFLINE
track image
Loading...
%d bloggers like this: