¿Existe un rebrote de COVID-19 en el país?

La posibilidad de que se presente un rebrote del COVID-19 en el país es uno de los temas que ha llamado la atención de diversos sectores, sobre todo luego de la flexibilización que realizaron las autoridades con el horario del toque de queda y la reapertura de algunos sectores económicos.

Para poder determinar si el país empieza atravesar por un rebrote o está a punto de hacerlo, hay que entender que significa exactamente un rebrote.

El director de Epidemiologia del Salud Pública, Ronald Skewes, lo define como el proceso en los cuales durante un brote, los casos disminuyen, hasta valores “bajos”, para luego aumentar. También algunos se refieren a esto como una segunda, tercera, ola de contagios.

En ese sentido, el también epidemiólogo y salubrista Carlos Féliz explicó que lejos de hablar de un rebrote a lo que se debe poner atención es a la mayor cantidad de casos que se presenta en la actualidad.

“Uno hablaría de un rebrote si ya las autoridades hubiesen logrado tener un elemento de control o solución del problema de la pandemia, que no ha sido el caso. Todavía el virus está activo en todo el territorio nacional y no se ha podido disminuir de manera determinante, hasta tal punto que no sea un problema sanitario para el país”, indicó.

Al ser entrevistado por Diario Libre, Féliz resaltó que lo que sí es seguro es que en el país hay un elemento epidemiológico de salud pública, por lo cual, se presentaran más casos de COVID-19, sobre todo por la política que están aplicando las autoridades, principalmente la de la apertura de la actividad económica a nivel nacional.

“Hay un aumento de la cantidad de los casos, eso implica que hay una mayor cantidad de cercanía, violentando uno de los mecanismos de la medida de bioseguridad, como es el distanciamiento. Aquí la gente no respeta eso”, señaló el especialista.

Féliz indicó que existen estudios que señalan que ya los dos metros de distancias, por lo menos en espacios cerrados, no son suficientes para evitar el contagio. Ahora se recomiendan entre cinco y ocho.

Mientras que a nivel abierto la posibilidad de contagiarse es a tres metros, dependiendo del tipo de espacio que sea.

“El problema más que un rebrote, es que se van a disparar los casos de manera real de aquí a diciembre. Las autoridades no están haciendo una política constante de más de siete mil pruebas”, dijo.

El médico salubrista destacó que la forma tan inconsistente en las que realizan las pruebas no permiten tener un indicador epidemiológic, y que por eso no se puede saber que está pasando con el virus.

“Por tanto, no se puede hablar de un brote, sino del aumento significativo con relación a los casos que están ahora”, precisó.

Salud Pública

Con relación a la intervención realizada en el Misterio de Salud Pública hace dos semanas, donde además del ministro, Plutarco Arias y el viceministro, Fernando Ureña resultaron positivos 72 empleados de la entidad, Féliz, indicó que lo que se dio es esa institución no es un brote y que es parte de la actividad del virus a nivel nacional.

“Áreas como el Ministerio de Salud es un área de alta capacidad de infestación, por los niveles de circulación que hay en esa área, desde el punto de vista de la cantidad de personas que lo visitan y es indudable que tampoco ahí se asumió y se protegido y se adoptó la medida de bioseguridad”, dijo.

Féliz indicó que para hablar de un brote en el país, el virus debe pasar un período determinado en el lugar y la persona. Dijo que hasta que no se conozca la capacidad de inmunidad que genera el virus, no se debe hablar de brote en República Dominicana, porque todavía el país está en el período de la pandemia.

“No estamos en solución de la pandemia, por tanto, no se puede hablar de brote porque usted no conoce casos anteriores para medir desde el punto de vista epidemiológico es ese comportamiento del virus”, señaló.

%d bloggers like this: