Auditoría en tiempo real a la obras de capital

Mas vale precaver que remediar. Corregir errores siempre eleva el costo final de cualquier obra.

Si revisamos la ejecución del Presupuesto Nacional de cada año, vamos a encontrar que una porción significativa del mismo se invierte en las obras de capital (Autopistas, carreteras, puentes, presas, canales, acueductos, puertos, aeropuertos, edificaciones, plantas de energía eléctrica, metros, teleféricos, etc.).

La razón de esa realidad es sencilla, basta con mirar los precios de los materiales que se utilizan para construirlas y el costo de la mano de obra que interviene en su realización. Además de esos dos importantes conceptos de costos, hay que pensar en lo que representa para el país, en términos económico la rectificación de errores en ese tipo de trabajo, así como, el negativo impacto sociopolítico que produce en las comunidades afectadas, el retraso en la entrega de las obras.

La Cámara de Cuentas es el órgano superior externo del control fiscal de los recursos públicos, de los procesos administrativos y del patrimonio del Estado, según lo establece la Constitución de la República.

En ese sentido, propugnamos porque obras como las arriba indicadas, sean seleccionadas de manera aleatoria, para auditarlas en tiempo real. Es decir, concomitante con su ejecución. Así sería posible evitar errores e inobservancias que le ahorrarían al país millones de pesos. Recursos que servirían para solventar otras necesidades tan perentorias como las obras mismas.

Ojalá se pudiera implementar esta modalidad, a partir de la elección del nuevo pleno de la Cámara de Cuentas.

Esperemos.

Hasta luego…

LIVE OFFLINE
track image
Loading...
%d bloggers like this: