Que se vaya en santa paz

Entrevistaba a Franklin Almeyda para la televisión y por su afirmación de que la corrupción se quedó en el PLD, le recordé que el más señalado, el senador por San Juan, le acompaña en la Fuerza del Pueblo, a lo que contestó que es un caso personal. Obvio que no es asunto particular, pues de ser así aplicaría para sus ex compañeros a los que endilgan indignidades. Incluso, a los de la Fuerza del Pueblo que afirman que dejaron lo malo atrás, se les mata el gallo en la funda con una sola pregunta: ¿qué hicieron cuando ocurría lo que ahora critican? Lo mejor para ambos bandos es que el que se marche lo haga en santa paz, aunque talvez debiera pagar la salida por favores recibidos y también derecho de admisión por lo que vaya a buscar.

%d bloggers like this: