Conape y PNUD renuevan acuerdo para el fortalecimiento de los servicios dirigidos a envejecientes

El Consejo Nacional de la Persona Envejeciente (Conape) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) firmaron un acuerdo para continuar desarrollando iniciativas y actividades para el fortalecimiento institucional, técnico y operativo de Conape, con el objetivo de brindar servicios de calidad a los adultos mayores de manera eficiente y eficaz.

El convenio fue firmado por José García Ramírez, director ejecutivo del Conape, e Inka Mattila, representante residente del PNUD, durante un acto efectuado en la tarde de este jueves en la sede de Conape, ubicada en la calle Santiago número 4 del sector de Gascue, Distrito Nacional, indicó un comunicado de prensa.

El acuerdo busca dar continuidad al trabajo que han realizado las instituciones desde el 2018, en el interés de seguir promoviendo políticas públicas a favor de un nuevo concepto de atención, para lograr un cambio en el paradigma hacia un envejecimiento activo, productivo, participativo y protegido, con la finalidad de elevar su calidad de vida.

Fue actualizado para contemplar el desarrollo de iniciativas que garanticen su bienestar en el contexto del Covid-19, considerando que los envejecientes enfrentan desafíos diferenciados, pues son más vulnerables a enfermarse; especialmente los mayores de 80 años que por esta pandemia tienen una tasa de mortalidad cinco veces mayor que la media.

Además de los desafíos inmediatos de salud, los adultos mayores enfrentan retos económicos, sociales y de atención frente a los cambios demográficos, el envejecimiento poblacional, los cambios en las estructuras familiares y la transición epidemiológica que modifica la carga de la enfermedad. Uno de los más importantes es el cuidado de personas dependientes que necesitan de otras personas para realizar sus actividades de la vida diaria, así como nuevas demandas de servicios especializados en el ámbito de la justicia, el liderazgo familiar, la educación, la salud, tecnología y derechos políticos.

Cada persona adulta mayor es irreemplazable en la sociedad dominicana, ejerce un rol activo en el sector laboral, la vida familiar, la enseñanza y el cuidado. Se estima que para el 2025, las personas mayores de 60 años representarán el 18.6% de la población de las Américas y en República Dominicana, representarán el 12.5% de la población nacional.

En ese sentido, la Organización Panamericana de Salud y la Organización Mundial de la Salud -OPS/OMS- declararon el 2020 como el inicio de la Década del Envejecimiento Saludable, para destacar la necesidad de que todos los actores de la sociedad se unan para mejorar la calidad de vida de las personas adultas mayores, y abordar la discriminación por edad con un enfoque integral.

Del PNUD, estuvieron presentes en el acto, Ruth Fernández, asesora de Inclusión y de forma virtual, Olga Altman, técnica de inclusión, innovación y agenda 2030. En tanto, del Conape, la encargada de Convenios, Manuela Suncar, Juan Ureña, asesor legal y Nurys Presbot, secretaria del Consejo, entre otras personalidades.

%d bloggers like this: