Películas célebres de Disney que promueven el racismo, y tal vez no te diste cuenta

“Este programa incluye representaciones negativas y/o un mal tratamiento de personas o culturas”, anuncia el nuevo mensaje que se proyecta diez segundos antes del comienzo de los clásicos de la factoría de ficción en su plataforma de emisión en “streaming”, Disney+.

El de los estereotipos racistas no es el único punto oscuro de las películas de Disney, acusadas frecuentemente de alimentar los estereotipos sexistas propios del sistema patriarcal y de no incluir a personajes que representen abiertamente a la comunidad LGTB.

La película más polémica de toda la producción de Disney es ‘Canción del Sur’ (1946), que en la actualidad continúa fuera de su catálogo.

La controversia por las connotaciones racistas de alguna de las producciones clásicas de la factoría Disney viene de lejos, tanto que se remontan al mismo lanzamiento de alguna de esas películas que, durante décadas, han sido admiradas por niños y niñas de todo el mundo y que se mantienen a día de hoy como auténticos referentes culturales para la infancia.

Si el año pasado la compañía dio un primer paso para compensar en cierto modo la difusión de estereotipos racistas en sus filmes, advirtiendo de forma discreta en la descripción de la cinta con el mensaje “este programa se presenta como se creó originalmente, puede contener representaciones culturales obsoletas”, ahora ha ido más allá con un aviso mucho más claro.

“Este programa incluye representaciones negativas y/o un mal tratamiento de personas o culturas”, anuncia el nuevo mensaje que se proyecta diez segundos antes del comienzo de los clásicos de la factoría de ficción en su plataforma de emisión en “streaming”, Disney+.

La señal, que aparece una vez iniciada la reproducción de los filmes, al modo de la alerta de las restricciones de edad empleada por las cadenas de televisión, explica la razón por la que Disney no ha alterado el contenido racista de sus películas.

“Estos estereotipos estaban equivocados entonces y lo están ahora. En lugar de eliminar este contenido, queremos reconocer su impacto dañino, aprender de él y generar conversaciones para crear juntos un futuro más inclusivo”, señala la compañía, que afirma en el aviso que “Disney tiene un compromiso para crear historias con temas inspiradores que reflejen la rica diversidad de la experiencia humana en todo el mundo”.

El de los estereotipos racistas no es el único punto oscuro de las películas de Disney, acusadas frecuentemente de alimentar los estereotipos sexistas propios del sistema patriarcal -que aparecen representados en la mayoría de sus célebres protagonistas-, y de no incluir a personajes que representen abiertamente a la comunidad

LGTB, algo que ha cambiado este año con el cortometraje ‘Out’.Una intensa campaña en redes sociales intentó que en la secuela de Frozen, Elsa la primera princesa Disney en romper con los estereotipos sexistas habituales en sus heroínas, fuera también la primera protagonista de Disney habitualmente homosexual, algo que la compañía llegó a tomar en consideración aunque finalmente no sucedió.

Bob Chapek, director ejecutivo de Walt Disney Company ha señalado este año la apuesta de la compañía por la inclusión en respuesta a la polémica levantada tanto por el cortometraje ‘Out’ como por el filme ‘Onward’ entre los sectores más conservadores de Estados Unidos.

De “Dumbo” a “Los Aristogatos”

La advertencia al principio de las películas clásicas de Disney llega con el anuncio por parte de la compañía de su apuesta por el “streaming”, en una restructuración de la producción de la factoría en la que el contenido creado para estrenar en salas de cine pierde la prioridad, en consonancia con los nuevos tiempos y el lanzamiento de la plataforma Disney+.

Alguna de las películas en las que Disney ha insertado la señal de advertencia sobre las connotaciones racistas son: ‘Dumbo’, ‘Peter Pan’, ‘El libro de la selva’ o ‘Los aristogatos’.

La película más polémica de toda la producción de Disney, ‘Canción del Sur’ (1946), continúa fuera de su catálogo y de hecho nunca se ha comercializado en video o DVD en los Estados Unidos, debido a los estereotipos con los que representa a los afroamericanos y por mostrar el mito de la idílica relación entre los esclavos y sus dueños, perpetuando la idea de que los esclavos eran felices en los campos de algodón a través del personaje del Tío Remus.

Entre los ejemplos de caracterizaciones inapropiadas señaladas ahora por la propia compañía, destacan “las voces negras exageradamente estereotipadas” de los cuervos que ayudan a volar a Dumbo en la película de 1941, además de que el líder se llama Jim Crow, en referencia a las leyes segregacionistas del sur de Estados Unidos, y un término que también se utilizaba en Estados Unidos para insultar a los hombres negros.

Por su parte, el personaje de rey Louie en ‘El libro de la selva’ (1967) – un simio con pocas habilidades lingüísticas, vago y que canta jazz- ha sido criticado como una caricatura racista de los afroamericanos.

En ‘Los Aristogatos’ (1970) los estereotipos sobre los asiáticos se muestran caricaturizados a través de los gatos siameses, exagerando sus rasgos o su marcado acento extranjero, reforzando la idea del “perpetuo extranjero”, además de incluir letras en sus canciones que se burlan del idioma chino.

Los estereotipos negativos sobre los asiáticos aparecen también en otras películas de Disney, como ‘La Dama y el Vagabundo’ (1955) o incluso en la más reciente ‘Mulán’ (1998).

En la primera, además, hay una escena en una perrera en la que los perros -con un marcado acento- retratan los estereotipos asignados a los países de procedencia de sus razas.

Tampoco se libra de la revisión ‘Peter Pan’ (1953), por su referencia a los nativos americanos como “pieles rojas”, un insulto racista al que se suma la “burla y apropiación de la cultura y las imágenes de los pueblos nativos”, con la canción ‘What makes the red man red’ -renombrada después como ‘What makes the brave man brave’- y el baile de Peter y los niños perdidos con plumas, pinturas y tocados indios.

“La película representa a los pueblos nativos de una forma estereotípica que no refleja ni su diversidad ni sus auténticas tradiciones culturas”, apunta la compañía.

La fórmula adoptada por Disney ha sido seguida también por otras plataformas como HBO Max que, después de retirar de su catálogo la película ‘Gone with the wind’ (1939), la reincorporó con un mensaje de explicación sobre el contexto histórico del filme.

Por Miriam Soto.EFE/REPORTAJES

%d bloggers like this: