Ryan Gosling, familiar y discreto

Ryan Gosling es uno de los actores más codiciados de Hollywood. Este intérprete canadiense alcanzó la fama mundial con su papel en la película romántica “The notebook”, de 2004, aunque llevaba trabajando en la interpretación desde varios años antes. Este 12 de noviembre cumple 40 años, en plena forma profesional y con una vida personal tranquila desde hace años junto a la actriz Eva Mendes.

Ryan Thomas Gosling nació el 12 de noviembre de 1980 en London, en la provincia canadiense de Ontario, de un matrimonio formado por una secretaria y un viajante. Gosling era el más joven de los hijos de la pareja, con una hermana mayor, según la página IMDb. Un tiempo después, la familia se mudó a Cornwall, donde se crio.

Odiaba ser niño, según recogía una entrevista publicada en la revista GQ en 2016. “Solo tenía esa sensación de… tengo una cantidad de tiempo limitado y, bueno, tengo que ir empezando. Tampoco me gustaba la arbitrariedad del control que la gente parecía tener sobre mí”, dijo el actor.

Su madre, quien ejerció de profesora durante el año que Gosling estuvo escolarizado en casa, le inculcó que se cuestionase ese control.

“Tenía un profesor que, porque estaba bailando, pensó que era gracioso y hacía bromas en clase sobre ello. Y mi madre me dijo: ‘si alguna vez sientes que está siendo irrespetuoso, puedes irte’. Y lo hice un día”, contó al mismo medio.

Sus incursiones en el mundo del espectáculo comenzaron con su participación, junto a su hermana, en un concurso de talentos en el que cantaron.

Ya en la actuación, Gosling formó parte del casting de “The Mickey Mouse Club” durante dos años. A partir de ahí, apareció en otras ficciones televisivas como “Are you afraid of the dark?”, “Ready or not” y “Breaker High”, entre ellas, y dio al salto al cine, participando en diversos títulos, como “The Believer”, una película de 2001 en el que encarnaba a un chico judío y neonazi.

En 2004 “The notebook” dio a Gosling la fama internacional. En esta cinta daba vida a Noah en una clásica historia de amor entre una pareja de diferente clase social en los Estados Unidos de la década de los años cuarenta del pasado siglo.

Sin embargo, no se encasilló en este tipo de filmes, aunque protagonizó otras de temática similar.

Después de “The Notebook” llegaron “Half Nelson”, “Blue Valentine”, “Drive”, “Crazy, stupid, love” o “The big short”, entre otras.

En 2016, firmó otro de sus grandes éxitos, “La La Land”, cuya aportación a la película le valió una nominación al Óscar y el Globo de Oro como mejor actor de un filme de comedia o musical.

Un año después trajo de vuelta a los cines uno de los títulos más queridos de los fans ochenteros de la ciencia ficción, “Blade Runner 2049”, en el que compartía cartel con Harrison Ford.

También hizo sus pinitos detrás de las cámaras, dirigiendo el filme “Lost River”, en 2014, en la que usó parte de su bagaje personal. Sus padres se divorciaron cuando él tenía 13 años y, según contó en una entrevista en “The Guardian”, en la película él veía una “visualización de sus emociones en aquel momento. Todo demolido”.

Discreción en el terreno personal

En cuanto a su vida personal, Gosling se muestra, según la imagen que de él que dan los medios, como una persona discreta y muy familiar. Mantiene una relación con la también actriz Eva Mendes desde 2011 y forman una de las parejas más estables de Hollywood.

Se conocieron mientras rodaban “The place Beyond the Pines” en el año 2011 y comenzaron a salir. Desde el inicio, ambos mantuvieron su relación fuera de los focos y de las redes sociales, una decisión que se mantiene hoy en día.

Apenas hacen apariciones juntos e intentan preservar la privacidad de sus dos hijas: Esmeralda, que nació en 2014; y Amada, que tiene cuatro años.

“Siempre he tenido un límite claro cuando se trata de mi marido y mis hijos”, dijo Mendes, a la revista Insider cuando se le preguntó al respecto. “Hablaré de ellos por supuesto, con límites, pero no publicaré nunca fotos de nuestra vida diaria”, añadió.

“Toda la vida escuchas lo que es tener hijos y todos los clichés son ciertos”, dijo Gosling a la revista GQ. “Hay una especie de caos que me encanta. Tal vez en mi trabajo me puse en situaciones caóticas, fuera de mi vida y ahora las tengo en casa y no tengo que ir a buscarlas”.

En una entrevista publicada en la revista de la popular Oprah Winfrey, Mendes dijo en 2019 que sus hijas no sabían que ellos eran famosos.

“No son conscientes. Definitivamente somos solo mamá y papá para ellas. Y estamos intentado que siga así todo el tiempo que sea posible. Solo somos mamá y papá y nos divertimos siendo eso para ellas”, comentó la actriz.

Por Manuel Noriega.

EFE/REPORTAJES

%d bloggers like this: