Aung San Suu Kyi busca renovar mandato en Myanmar con la esperanza de cambio desvanecida

Han pasado solo cinco años, pero parece una eternidad. Si en 2015 Aung San Suu Kyi arrasaba en los primeros comicios relativamente libres de Myanmar (antigua Birmania) tras medio siglo de dictadura militar y se depositaban en ella las esperanzas de apertura del país, ahora es una versión debilitada de sí misma la que se presenta a las elecciones de este domingo. Aunque parte como favorita, la Nobel de la Paz ha perdido popularidad —sobre todo en el extranjero— por su supuesta indiferencia hacia la campaña militar contra la minoría musulmana rohingya, investigada en La Haya por constituir un posible genocidio, así como por el fracaso en acometer reformas de peso y la sacudida de la pandemia de coronavirus.

Seguir leyendo

%d bloggers like this: