En contra de, no a favor de

Algunos aspectos de la derrota de Trump no muy sazonados son: 1. Sacó 70.9 millones de votos, segunda cantidad mayor de la historia y casi 8 millones más que en 2016. 2. La ajustada votación en la mayoría de los estados. 3. Fue un voto en contra de y no a favor de, tanto así que concita más atención que el vencedor. 4. El 47.6 % del voto popular que conquistó lo explicó bien Obama al felicitar a Biden: “Los resultados muestran que nuestro país aún está profundamente y amargamente dividido”. 5. Trump es todo lo malo, pero al inicio de la pandemia y con media humanidad adversándole, se perfilaba triunfador. Por eso, cuando se despeje el panorama de lo que ocurrió en EE.UU. será necesario un análisis más abarcador y desapasionado.

%d bloggers like this: