Román Jáquez asume presidencia en la JCE; promete procesos electorales íntegros

El nuevo presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Román Jáquez Liranzo, prometió en su discurso de toma de posesión que esa entidad realizará procesos electorales íntegros y que convertirá el órgano electoral en la casa de la democracia donde partidos políticos y sectores de la vida nacional tendrán las puertas abiertas para un diálogo abierto.

Jáquez aseguró que hará los esfuerzos para que aquellos servidores que realizan un trabajo eficiente, con una evaluación en base a sus mérito, reciban un aumento salarial.

De esta manera, el expresidente del Tribunal Superior Electoral respondió al presidente saliente de la JCE, Julio César Castaños Guzmán, quien en sus palabras previas pidió disculpas al personal de la JCE por no haberles aumentado el salario durante sus cuatro años de gestión.

El nuevo incumbente de la JCE l expresó que tiene entre sus prioridades trabajar inmediatamente por el funcionamiento del registro civil, en procura de que nadie sea un muerto civil por una ineficiencia institucional.

Respecto a las juntas electorales distribuidas en todo el país, el magistrado dijo que serán integradas por personas capacitadas en la administración y justicia electoral, y conscientes de su responsabilidad democrática.

Previamente, Jáquez fue juramentado en el Congreso por el presidente del Senado, Eduardo Estrella, quien expresó que la juramentación de los nuevos miembros de la JCE era un día memorable para el país por el trabajo realizado por la comisión especial encargada de evaluar a los aspirantes.

Estuvieron presentes Ricardo de los Santos, Faride Raful, Antonio Taveras Guzmán, Iván José Silva, Franklin Rodríguez, Melania Salvador y Bautista Rojas Gómez, miembros de la comisión evaluadora que tuvo a su cargo la elección de las ternas. El senador José Castillo Saviñon que no asistió al acto.

En su despedida de la entidad que presidió desde 2016 hasta 2020, Julio César Castaños Guzmán presentó una rendición de cuentas en la que explicó el estado en que deja la JCE.

Castaños Guzmán narró que a su llegada la JCE tenía una deuda de RD$2,400 millones que incluía partidas a suplidores, impuesto sobre la renta, alquiler de vehículos, plan de pensiones, publicidad, contratistas de obras civiles, entre otros. Resaltó que en su gestión logró estabilizar las finanzas dejando a su salida la suma de RD$104,166,421.47 millones en el banco.

Además, indicó que durante este ejercicio se capitalizó el plan de pensiones que contaba apenas con RD$345 millones de pesos en certificados financieros, más el monto de los préstamos a empleados y funcionarios. Dijo que lo entregaba con RD$1,820 millones de pesos, depositados en certificados financieros a plazo fijo en el Banco de Reservas.

Sobre los trabajos ejecutados desde las Direcciones de Registro Civil y de la Cédula, detalló que el contenido de los informes publicados en la página web de la institución reflejan más de 3,500,000 cédulas entregadas en este período y 9,963,088 servicios de actas del estado civil desde noviembre de 2016 al 18 de agosto 2020.

Igualmente, realizó un análisis sobre las dos leyes nuevas que impactaron al sistema de partidos y electoral de la República Dominicana.

Recordó las consecuencias generadas por la pandemia del COVID-19, lo cual determinó que las elecciones presidenciales y congresuales pautadas para el 17 de mayo de 2020 fuesen pospuestas para el 5 de julio.

%d bloggers like this: