La segunda mayoría

El Senado dejó para una próxima sesión, alegando falta de informes técnicos, el tema de la segunda mayoría.

Seguirán los amarres, las negociaciones en una discusión que nada tiene de anecdótica. Ser reconocido como la segunda mayoría da al partido político un puesto en el Consejo Nacional de la Magistratura. En el caso de la Fuerza del Pueblo, además, es la puerta a fondos económicos importantes que de otra manera no le corresponderían. Es pues, un asunto de institucionalidad y respeto a la democracia, no de negociaciones partidarias, que elucubrando, y por las pistas que van dejando… no tienen sentido para el partido en el Gobierno.

La democracia dominicana tiene en este aparentemente trámite sencillo una prueba de fuego. La segunda mayoría es la que es, no puede ser otra, aunque el partido que quedó en segunda posición en la voluntad del elector, del votante, del ciudadano no guste ahora.

Queda pues para otro día la solución de un problema que no existe.

La segunda mayoría parece ser, para los legisladores, un problema de física cuántica.

LIVE OFFLINE
track image
Loading...
%d bloggers like this: