Don Marcio

Un poco más sordo, siempre cariñoso y ameno, fastidiado por la artritis, don Marcio Veloz Maggiolo recibía ayer en su casa su última obra publicada, esta vez por la Biblioteca Nacional Pedro Henríquez Ureña. Se trata de una recopilación de los artículos publicados en la revista Rumbo entre enero de 1995 y febrero de 1996.

(Esperan por la imprenta y los toques finales más trabajos: dos novelas, una de ellas infantil y alguna otra sorpresa. No descansa, no puede. No sabe).

La historia de esta obra, que se ha titulado De rumbo en rumbo, es también un relato en sí misma. Mientras don Marcio los publicaba semanalmente, Miguel Cocco y Minerva González de Cocco los coleccionaban.

Años después, Minerva se los regaló a don Marcio… y terminaron siendo esta obra significativa de una etapa, la de columnnista/periodista a la que este escritor sabio se asomó en principio con cierta curiosidad…

Veloz Maggiolo cuenta las cosas, las noveladas y las científicas, desde un punto de vista siempre muy particular y con una prosa ligera y culta. Cree en los milagros (le han pasado), en los fantasmas (los ha visto), tiene ideas políticas y sociales muy claras, la suerte de haber vivido con Norma una historia de amor larga y cómplice, el respeto de sus colegas (no pasa siempre), la admiración de los lectores…

Como compañero de redacción de Rumbo, era un lujo tenerlo cerca e imponía su erudición tanto como la sencillez de su trato.

En esta recopilación se revela el humanista que es. Habla de todo lo que le apasiona y el rango de temas sorprende. Le gusta o le importa… todo. La vida.

LIVE OFFLINE
track image
Loading...
%d bloggers like this: