La prisa es dañina

Ajusta a Yeni Berenice lo que sentenció Sócrates: “Hay algunos que por una fruta temprana dan cuanto les demandan”. Lo digo por un tuit innecesario de la magistrada con el que denota un deseo irrefrenable de acción inmediata, el cual no dudo que pueda estar bien intencionado. “Extraño subir a audiencia, pero la espera valdrá por mucho la pena. ¡Vamos arriba… no les vamos a fallar!”, posteó para crear expectativas. Es plausible el interés del Ministerio Público “independiente” por castigar el peculado, pero la espectacularidad en la lucha por adecentar la vida pública tiene precedentes frustratorios. No os precipitéis; pacientemente esperaremos por expedientes robustos y sometimientos amparados en bases legales y pruebas.

%d bloggers like this: