Rivera: “Tenemos mejor equipo que el año pasado”

Si se aplicara la “repartición rotatoria” que ha imperado en la liga en los últimos seis campeonatos entonces esta vez corresponde ganar a los Gigantes del Cibao, como hicieron en 2014-2015. Desde entonces no ha habido repitiente.

Pero ni los millones de dólares que destinan los equipos de las Grandes Ligas en genios informáticos del Big Data termina de dar con la fórmula certera para pronosticar en béisbol.

Lino Rivera, un viejo zorro de las ligas del Caribe y del verano mexicano, sabe lo cortas que son las lunas de miel en esta pelota, la escasa paciencia de las gerencias y las gradas. No obstante, rebosa de optimismo en su ilusión por hacer de los Toros el primer equipo que retiene la corona desde que el Escogido lo hiciera hace ya siete torneos, 2011-12 y 2012-13.

“Sabemos ganar, la matrícula completa ya lleva tres años jugando junta. Somos un equipo muy talentoso. Sabemos que los equipos han mejorado”, dice Rivera en teleconferencia desde La Romana.

Subcampeón en su primera campaña en la liga con el Licey (2015-2016), al timón del tren que acabó con la prolongada sequía aguilucha en la 2017-2018 y capataz del épico recorrido taurino que coronó con la Serie del Caribe 2020, Rivera revela una gran capacidad para manejar grupos, sin importar el número de figuras o historia.

El pasado torneo, los Toros arrancaron con 0-5, lo que puso en peligro el trabajo de Rivera. Pero remontaron para llevarse la serie regular con 34-16. Luego ganaron el round robin, final y Serie del Caribe.

“Queremos hacer lo que el Escogido hizo hace 10 años. Este año tenemos más profundidad a como empezamos el año pasado. Los jugadores llegaron muy por encima de las expectativas, en condiciones. Ellos saben que las tengo difícil para hacer el line-up, será un desafío mantenerlos a todos en ritmo”, dijo Rivera, campeón también en Puerto Rico y México.

Si se aplicara la “repartición rotatoria” que ha imperado en la liga en los últimos seis campeonatos entonces esta vez corresponde ganar a los Gigantes del Cibao, como hicieron en 2014-2015. Desde entonces no ha habido repitiente.

Pero ni los millones de dólares que destinan los equipos de las Grandes Ligas en genios informáticos del Big Data termina de dar con la fórmula certera para pronosticar en el béisbol. Mucho menos en una liga tan irregular como la dominicana, donde los equipos no son dueñas de los jugadores.

Lino Rivera, un viejo zorro de las ligas del Caribe y el verano mexicano, sabe lo corta que son las lunas de miel en esta pelota, la escasa paciencia de las gerencias y las gradas. No obstante, rebosa de optimismo en su ilusión por hacer de los Toros el primer equipo que retiene la corona desde que el Escogido lo hiciera hace ya siete torneos, el 2011-2012 y 2012-2013.

“Sabemos ganar, la matricula completa ya lleva tres años jugando junta. Somos un equipo muy talentoso. Sabemos que los equipos han mejorado”, dice Rivera en teleconferencia desde La Romana.

Subcampeón en su primera campaña en la liga con el Licey (2015-2016), al timón del tren que acabó con la prolongada sequía aguilucha en la 2017-2018 y capataz del épico recorrido taurino que coronó con la Serie del Caribe 2020 el currículo de Rivera revela una gran capacidad para manejar equipos, sin importar el número de figuras o historia.

“Este equipo en el papel luce mejorado al del año pasado. (Yamaico) Navarro y (Cristhian) Adames saludables. (Abraham) Almonte desde el primer día. Nos falta (Jeimer) Candelario, pero tenemos a (Miguel) Andújar. Veo este equipo comenzando uno mejor”, dijo Rivera.

Tras acabar con nueve años sin corona para las Águilas a la campaña siguiente fue despedido cuando marchaba con 14-15, en el cuarto lugar, en medio de una racha de cuatro derrotas.

El pasado torneo, los Toros arrancaron con 0-5 la pasada campaña, lo que puso en peligro el trabajo de Rivera, pero remontaron para llevarse la serie regular con 34-16. Luego ganaron el round robin, final y Serie del Caribe.

“Queremos hacer lo que el Escogido hizo hace 10 años. Este año tenemos más profundidad a como empezamos el año pasado. La temporada parece corta, pero no es tan corta. Los jugadores llegaron muy por encima de las expectativas, en condiciones. Ellos saben que las tengo difícil para hacer el line-up, será un desafío mantenerlo a todos en ritmo”, dijo Rivera, campeón también en Puerto Rico y México.

%d bloggers like this: