Un policía ciudadano

La denuncia de una ciudadana a la que policías “por error” allanaron su vivienda y le causaron destrozos y se marcharon sin pedir excusas, lo mismo que imágenes en redes sociales de agentes que vejan a personas en el horario del toque de queda al punto de desvestir a una mujer, nos dicen que aún pervive el esquema de los excesos y el del policía reactivo desvinculado de la ciudadanía. Obvio que esa no es la norma general y que se hacen esfuerzos para una policía más civil y menos militar, a lo que contribuye su ley orgánica; también que es historia la policía del “tránquenlo” y del anacronismo de los tribunales de justicia policial, pero hay prácticas que nos recuerdan que en la “uniformada” falta mucho por hacer.

LIVE OFFLINE
track image
Loading...
%d bloggers like this: