Pasajeros de Los Alcarrizos, apiñados y a 50 pesos

Pasajeros del municipio Los Alcarrizos que usan las guaguas del transporte público se ven precisados a montarse en unidades llenas y pagando un sobreprecio en el pasaje en horas de la noche, antes de que llegue la hora del toque de queda.

La mayoría de los choferes de autobuses que operan en esas rutas se aprovechan del temor y la desesperación de los pasajeros de quedarse varados, llenan sus unidades hasta con personas en las puertas y continúan cobrando el pasaje a RD$50.00, cuando lo que se acordó fue RD$35.00, debido a que iban a transportar menos personas para evitar el contagio del COVID-19.

¿Por qué subieron el pasaje?

El aumento de precios en los servicios y transporte público se dio luego de que las autoridades reabrieran la economía. Para permitir la reanudación del transporte de pasajeros limitó la cantidad que las unidades podrían montar y así evitar aglomeraciones y con ello el contagio del coronavirus. Pero nunca se fijó un precio en particular, lo que ha degenerado en que los conductores cobren a su consideración.

La Comisión de alto Nivel para Evitar el Cononavirus de la gestión pasada acordó que los carros de concho podían montar tres personas en la parte trasera y una en la delantera y en las guaguas, se dijo que los pasajeros eran en un asiento sí y en otro no, pero nadie podía ir parado. Aunque se dijo que se iba a permitir un aumento en la tarifa del pasaje nunca se fijó una cantidad exacta.

Otro de los requisitos para reabrir el transporte fue que tanto pasajeros, choferes y cobradores debían portar mascarillas.

Las rutas violadoras

Dámaris Batista narró a Diario Libre que los choferes de las rutas 23, 27A y 27B del municipio Los Alcarrizos, cuyo destino es a la Duarte con París, desde que dan las 6:00 de la tarde comienzan montan los pasajeros hasta parados y cobran RD$50 de pasaje.

Usan poco las mascarillas

La señora, quien sale de lunes a sábado a trabajar, se quejó de que cuando los pasajeros les reclaman a los choferes, la reacción de los choferes y cobradores es decirles que “vayan a mandar a sus casas” y los desmontan de los vehículos. También afirma que muchos de ellos no utilizan mascarillas, con lo que los exponen a un contagio.

Dijo que hace pocas semanas fue bajada de una guagua frente a Galería 360, porque le pidió al chofer que, ya que todos iban “apiñados”, al menos le cobraran el pasaje a RD$35.00 como se dijo que sería al principio. Ella se monta en el autobús detrás de la plaza Sambil cuando sale de su trabajo y todos los días se expone a contagiarse del COVID-19 por la falta de distanciamiento físico que tiene en el transporte en el cual retorna a su hogar.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com