Encaramarse a un abedul en los bosques de Siberia para poder estudiar ‘online’

Alexéi Dudoladov se pasa un rato cada día encaramado a un abedul de 10 metros de altura para poder mantenerse al día con las clases. Desde que cerraron los centros educativos en la región siberiana de Omsk por la pandemia de coronavirus y pasaron al aprendizaje telemático, es la única forma que ha encontrado el joven de 21 años, estudiante de ingeniería mecánica naval, de descargarse los contenidos y, cuando puede, seguir unos minutos de las lecciones por Zoom. En su aldea, Stankevichi, de 50 habitantes, la conexión a Internet es pésima, apenas va el 2G; y por rachas. “El mejor sitio, sin duda, es en la copa del abedul”, cuenta Dudoladov por teléfono.

Seguir leyendo

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com