La pandemia desmonta la revolución económica prometida por Johnson

El ministro de Economía británico, Rishi Sunak, ha comparecido este miércoles ante la Cámara de los Comunes para anunciar oficialmente lo que ya era una verdad compartida: el Reino Unido se enfrenta a una descomunal “emergencia económica que apenas acaba de comenzar”. El Gobierno terminará el año con un nivel de endeudamiento como no se conocía desde el final de la Segunda Guerra Mundial, y los latigazos de la crisis perdurarán hasta la mitad de la década. El rostro amable, eficaz y popular de Downing Street, Sunak, ha sido el encargado de explicar a los ciudadanos que las promesas electorales del Partido Conservador tendrán que esperar, y que la caridad comienza por uno mismo. El recorte en la ayuda al Desarrollo Exterior, de unos 4.500 millones de euros, se destinará a paliar los estragos que la covid-19 ha causado en el norte de Inglaterra, la región que Johnson prometió inundar con inversiones en infraestructuras y tecnología. La secretaria de Estado de Exteriores, Liz Sugg, ha dimitido en protesta por la decisión.

Seguir leyendo

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com