A las redes las carga el diablo…

Las redes siguen tan campantes como el escocés, pero con una variante: tránsfugas de nueva generación. Ahora se colocan del otro lado de la mesa, pero igual de acechonas y poniendo en apuros a la más bonita.

Como al camionero que le prohibieron en tiempo de Trujillo poner en la parte delantera de su vehículo El Espíritu de Lilís. Acogió la orden, pero al día siguiente sorprendió con una leyenda parecida: El Mismo Espíritu.

Así que las redes se las pasan ahora cazando gazapos y con memes maliciosos, pero con militancia diferente. No se fue al Gobierno, se quedó en la oposición y con igual ánimo de maldad.

Ejemplo al canto. En una información dada por comunicaciones de Palacio se escribió “ vienes” en vez de bienes.

Al más sabio se le va una y eso le sucedió a la unidad oficial. Solo que el presidente concurre a las redes, y leyó o alguien sin mala leche, señaló el error.

Lo cierto fue que se armó el reperpero.

Uno que siempre anda con las orejas paradas afirma que oyó decir: Llámenme a fulana, pero no supo más porque un agente de seguridad lo apartó del camino.

¿Quién pagaría esas habas?

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com