Bahía de Luperón, un paraíso entre malas prácticas

Esta bahía es considerada, a nivel mundial, como un punto importante para el turismo náutico de embarcaciones de vela en la región del Caribe, además de su belleza escénica es un refugio natural contra tormentas y huracanes por su ubicación geográfica y topografía.

Ubicada al oeste de la provincia Puerto Plata, también conocida como Bahía de Gracia o Gracias, cuando según algunos relatos el mismo Cristóbal Colón buscaría refugio en su entorno, para salvar su flota, durante una o varias tormentas.

Sin embargo, es más que documentado el impacto que tiene sobre la bahía, el que se exceda su capacidad de carga y malos manejos ambientales.

Liliana Betancourt Fernández y Alejandro Herrera Moreno publicaron con el Instituto Tecnológico de Santo Domingo en 2004 el libro: “Bahía de Luperón: apuntes ecológicos para la conservación de un área protegida”, donde detallan el impact o ambiental que ha recibido la bahía de Luperón por diferentes factores antrópicos, entre los que resaltaron el posible impacto del turismo náutico.

Además resaltaron el impacto recibido en la bahía por el actual muelle público, el cual fue construido sobre rocas, con lo que se alteró los patrones naturales de circulación d agua. A esto sumaron la sobrepesca, aguas residuales, dragado descontrolado, extracción de especies, deforestación y mal manejo de manglar.

16 años han pasado desde la publicación de ese libro y los problemas ambientales dentro de la Bahía son notorios. Es común ver embarcaciones amarradas al manglar, lo que causa daños significativos al ecosistema, todo esto a la vista de las autoridades.

Pronunciamiento de CODOPESCA

El pasado martes 24 de noviembre, en un comunicado de prensa, El Consejo Dominicano de Pesca y Acuicultura (CODEPESCA), condenó las acciones nocivas en detrimento del medio ambiente en la Bahía de Luperón.

En la nota, su director Carlos José Then, condena radicalmente la manera en que pescadores desaprensivos reparan embarcaciones ancladas en el muelle de Luperón, cuyos residuos impactan negativamente al medio ambiente específicamente los manglares de la bahía.

“Hacemos un llamado a las autoridades de Medio Ambiente, Armada Dominicana y al Servicio Nacional de Protección Ambiental (SENPA), a unificar esfuerzos para detener este tipo de prácticas que producen efectos nocivos tales como daños a los recursos vivos, a la vida marina, la actividad pesquera y peligros para la salud humana”, expresó Then.

El director de CODEPESCA, expresa que el objetivo es establecer procedimientos para el cumplimento de las normas ambientales entre ambas instituciones, en especial con los que reparan y construyen embarcaciones en el área protegida.

¿Qué dice Medio Ambiente?

En un comunicado enviado a Diario Libre, el pasado jueves, el Ministerio de Medio Ambiente explica las acciones que está tomando en cuanto a la contaminación generada por el aumento de embarcaciones ancladas en el muelle de Luperón y su entorno en la actual gestión.

Según el comunicado han sometido ante la Procuraduría para la Defensa del Medio Ambiente y los Recursos Naturales a 5 dueños de embarcaciones por contaminación al medio marino, resultado de las labores de reparación de embarcaciones, pintura, soldadura y trabajos mecánicos, derrame de aceite, combustible y partículas de desechos sólidos suspendidos, entre otros.

Además el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, reiteró su compromiso en dar estricto seguimiento a las problemáticas que atenten contra de los ecosistemas costeros y marinos de todo el territorio nacional, destacando la Bahía de Luperón como de vital importancia para la conservación de humedales, manglares, pastos marinos y especies en peligro como el manatí, presente en la zona.

Por último reiteraron reitera su compromiso de garantizar la prevención, regulación y control de cualquiera de las causas o actividades que causen deterioro del medio ambiente.

El proyecto Limestone

Este proyecto surge como alternativa a los medios de vida, para diversificar la oferta turística en República Dominicana, fomentando el Turismo Náutico de Recreo y mitigar los impactos de las malas prácticas en la zona. Limestone surge en el 2019 y pretende desarrollar el destino para competir con otros de la región en armonía con el medio ambiente.

Es una marina en seco con capacidad para cerca de 200 embarcaciones, que reduciría drásticamente la carga física sobre la bahía, por lo tanto el impacto al medio ambiente, principalmente en época de huracanes, con lo que se daría un salto cualitativo significativo en este segmento turístico de alto consumo poco explotado en el país.

Los terrenos donde se desarrolla el proyecto ocupan cerca de 18 hectáreas de las cuales el 80% se destinaran a la reforestación y creación de un parque ecológico, con la restauración ecológica sembrando especies autóctonas. La gerente del proyecto Limestone, Mónica Capellán, describe el proyecto como sostenible y sustentable, además de generar empleos formales directos e indirectos en Luperón.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com