El padre Cela

El padre Jorge Cela decía una frase que resumía el norte de su trabajo y su lucha: “La pobreza se interioriza como incapacidad”.

La decisión de dedicar su vida a que los menos favorecidos pudieran romper esa barrera dio sentido a más de 50 años dedicados plenamente al servicio a los demás, con la voluntariosa actitud del espíritu jesuita.

Cela vivió momentos cruciales para el desarrollo del movimiento de reivindicaciones barriales: Copadeba, Ciudad Alternativa, los movimientos de iglesia de base fueron los entornos en los que desarrolló una labor de organización fundamental para entender la vida en los barrios capitaleños en los años 80 y 90 del siglo pasado.

Entendía muy bien cómo la pobreza y su entorno se relacionaban. Cómo el urbanismo puede ayudar a mitigarla y cómo el abandono de la ciudad hace que ésta se ensañe con los más pobres.

Querido en todo el continente y admirado por su bonhomía y trabajo, el padre Jorge Cela mantuvo muchos amigos en el país que fue su hogar tantos años. Quiso profundamente a República Dominicana. Fue recíproco.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com