Ya la barca está a la mar

La voluntad judicial ahora con independencia de la voluntad política, podría originar una circunstancia nueva, distinta.

Pero solo si deja al Ministerio Público.

Un ánimo difícil, pues el dominicano no se aguanta las ganas, y con razones diversas, cada cual interviene a su modo.

A poco dirán que falta gente y más adelante empezarán a discernir, e inexplicable, a coger pena de unos o de otros.

En el vecindario todos se conocen, y las colindancias hacen propias las culpas ajenas. Al Colegio Médico no le gustó el trato a su afiliado y los abogados salieron en defensa antes de conocerse la acusación.

No es que las aguas se mantengan en su nivel, porque eso es imposible, sino que dejen a las autoridades hacer el trabajo.

No hay dudas de que se prepararon, pues la película tiene hasta un título llamativo: Operación Antipulpo. Y no debe olvidarse que este tiene muchos brazos y así -se supone- las ramificaciones.

Porque digan lo que digan nadie será incluido en expediente, pero si los dejan tal vez puedan avanzar y ponerse a tiro de mate.

Así que, ya que la barca está a la mar, no hay que desesperarse por su llegada a puerto.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com