La realidad paralela en la que ganó Trump

“Ganaremos”. “Elección amañada”. “Esta elección ha sido un escándalo (¡fraude!) mayor de lo que nadie podría haber pensado”. Son fragmentos de tuits lanzados este miércoles, un mes después de los comicios, por el presidente de Estados Unidos. Existen numerosas explicaciones posibles para el hecho de que Donald Trump siga diciendo que ganó las elecciones del pasado 3 de noviembre. Hay quien las busca en el terreno psicológico, apelando a esa incapacidad de asumir una derrota en un mundo que su despótico padre le dejó claro que se dividía entre ganadores y perdedores. Y hay también sólidos motivos de índole financiera. En concreto, los 170 millones de dólares que ha recaudado entre sus seguidores desde el día de las elecciones. Un día como el martes, por ejemplo, una persona cualquiera en la base de datos de la campaña de Trump recibió cuatro mensajes de texto (“¡Te necesitamos para defender la elección!”) y dos correos electrónicos solicitando donaciones para prolongar una lucha que ya pocos en su entorno, y acaso ni siquiera él, creen que lleve a ningún lado.

Seguir leyendo

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com