Carlos Espinal: «Ahora sí, el espectáculo va a comenzar»

El Teatro Nacional Eduardo Brito reabrió formalmente sus salas la noche de este jueves 3 de diciembre a las 6:00 de la tarde con el espectáculo «50 minutos de danza y música: la gran reapertura», con bailarines de las diferentes compañías de danza oficiales y privadas del país y la dirección artística de Stephanie Bauger y Carlos Veitía.

Como la rutina se adaptó a la nueva covidianidad, el público limitado, en su mayoría jóvenes y padres con sus hijos fueron entrando con sus mascarillas, no sin antes pasar por el medidor de temperatura y el gel desinfectante por los trabajadores del principal teatros del país.

De ahí, fueron seguidos por otro personal a encontrar sus asientos con distanciamiento y esperar que suba el telón rojo, que de manera parcial y a modo de ensayo abrió con una función privada de la violinista Aisha Syed el pasado 12 de octubre.

En el pasillo previo a la sala Carlos Piantini la ministra de Cultura, Carmen Heredia, el subdirector del teatro Nacional, Carlos Espinal, así como personalidades del teatro y la cultura se reencontraban y compartían expresiones antes de la función.

Vuelve el espectáculo

El teatrista Carlos Espinal se mostró confiado del calendario de las actividades que han ido surgiendo en las salas en los próximos días pese a la pandemia del coronavirus.

En conversación con Diario Libre y posteriormente en las palabras de bienvenida reiteró que «ahora sí, el espectáculo va a comenzar».

«Tenemos toda una programación tanto en la sala Ravelo como en la Carlos Piantini hasta finales de diciembre, también obras en la sala de la Cultura. El día 20 tenemos un concierto en el Teatro Nacional con una orquesta que estamos conformando bajo la dirección del maestro Dante Cucurullo», adelantó el funcionario.

Dijo que con todo el protocolo y medidas controladas es seguro asistir.

La maestra Carmen Heredia, ante una solicitud de la actriz Elvira Taveras, dispuso que las salas volverían, tal y como ocurría en su gestión al frente del Teatro Nacional (2000-2004), a cobrar solo un 12% a las producciones locales.

«Estamos viviendo nuevos retos, pero también estamos trabajando para que las cosas mejoren y solo con la unión, la voluntad y el apoyo de todos ustedes podemos lograrlo. El arte escénico pertenece al tiempo y al espacio y nosotros necesitamos la retroalimentación del público, que hace del arte la expresión vital en la cultura de cualquier nación», expresó Espinal en su discurso de bienvenida.

Agradeció el montaje de los maestros Carlos Veitía, Marianela Saillent y Stepfanie Bauger, que comenzó pasadas las 6:00 de la tarde y por una hora, dando pie a los espectáculos de corta duración.

Desde las 5:30 de la tarde las personas fueron llegando.

Sobre «50 minutos de danza»

Las piezas de los bailarines de la Compañía de Danza Contemporánea, Ballet Concierto Dominicano (BCD), Escuela Nacional de Danza, Endanza Juvenil y los primeros bailarines, Maykel Acosta, del Ballet Nacional Dominicano y Lisbel Piedra, de BCD, recibieron aplausos de pie.

En una hora se vieron en escena piezas de danza clásica, neoclásica y contemporáneas, así como un solo del bailarín Jonathan Castillo titulado «El hombre y las bestias», que mostró un conflicto de un hombre con su «Yo» interior de forma magistral en una coreografía del maestro Veitía, que mereció los aplausos del público.

El repertorio musical incluyó «Meditación de Thais» de Jules Massenet, con Mikitza Iankova, violinista, además de Vocalise de Rajmaninov interpretado por la cellista Milena Zivkovich, ambas acompañadas en el piano por Elioenai Medina.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE