Una semana tras los tentáculos de la Operación Antipulpo

Hace justo una semana que se apresaron en el país los primeros imputados del caso surgido a raíz de la Operación Antipulpo, la investigación que inició la Procuraduría Especializada en Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) contra exfuncionarios del pasado gobierno del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Para este domingo está fijado el conocimiento de la medida de coerción, en medio de grandes expectativas y estrictas medidas de seguridad, en contra de los diez que fueron apresados, entre ellos dos hermanos del expresidente Danilo Medina.

El conocimiento de la medida estará a cargo del juez del Juzgado de Atención Permanente del Distrito Nacional, José Alejandro Vargas, y se realizará en la Sala de Audiencias del Primer Tribunal Colegiado de esa demarcación, ubicada en el primer nivel de la edificación, según se informó este sábado.

La decisión responde a que dicha sala es más espaciosa y apropiada para mantener el distanciamiento que impone la pandemia del COVID-19, a diferencia del tribunal de Atención Permanente, situada en el segundo piso, donde normalmente se conocen esos procesos.

Se espera que la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) y la Dirección General de Persecución del Ministerio Público, encabezadas por los magistrados Wilson Camacho y Yeni Berenice Reynoso, respectivamente, soliciten prisión preventiva al menos contra Juan Alexis Medina Sánchez, hermano del expresidente Danilo Medina.

Este sábado, la Procuraduría anunció el apresamiento de Wacal Vernavel Méndez Pineda, a quien señala como uno de los ejecutivos de las empresas utilizadas por Juan Alexis Medina Sánchez, al que acusa de encabezar un entramado delictivo que le permitió beneficiarse con sumas millonarias, a través de una relación comercial con el Estado sustentada en sus vínculos con el poder político.

Méndez Pineda fue apresado la noche del viernes por las autoridades y conducido al Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, donde se encuentran los otros integrantes de la presunta red de corrupción.

Según el expediente, era tesorero de la Fundación Tornado Fuerzas Vidas, creada en fecha 18 de julio de 2016 y que estaba presidida por Alexis Medina Sánchez.

La Fiscalía sostiene que dicha fundación reorientó sus acciones a captar fondos de manera ilícita para las campañas de Danilo Medina y Gonzalo Castillo en 2016 y 2020.

A lo largo de la semana el tema ha copado la agenda pública debido a los operativos de allanamientos que siguieron realizándose, los nuevos interrogatorios, así como los rumores de nuevos apresamientos o investigados.

La posible orden de impedimento o alerta de salida del país del exprocurador Jean Alain Rodríguez fue uno de los temas más sonados, hasta ocurrida la tragedia que sacudió al país y al Partido de la Liberación Dominicana (PLD), el suicidio del exdirector del Plan Social y de la superintendencia de Electricidad, César Prieto.

El suceso ocurrió en su vivienda la mañana del martes 1 de noviembre. Algunos compañeros de organización lo han vinculado a presiones por la Operación Antipulpo forzando una aclaración de la Pepca, que aseguró que Prieto no era objeto de dicha investigación.

Según la Pepca, el entramado de corrupción estafó al Estado con miles de millones de pesos, y plantea la posibilidad de que la cabeza no se detenga en la persona de Alexis Medina Sánchez.

En la supuesta red también se acusa a otra de las hermanas del presidente Medina, Carmen Magalys Medina Sánchez, exvicepresidente del Fondo Patrimonial de las Empresas Reformadas (Fonper), y al expresidente de esa entidad, Fernando Rosa.

Junto a los dos hermanos Medina Sánchez se encuentra detenidos, cómo parte de la Operación Antipulpo, el exdirector de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe), Francisco Pagán Rodríguez; el exministro de Salud Pública, Lorenzo Wilfredo Hidalgo Núñez; el exconsultor jurídico, Rafael Antonio Germosén Andújar, y los señores Aquiles Alejandro Christopher Sánchez, Domingo Antonio Santiago Muñoz, Julián Esteban Suriel Suazo y José Dolores Santana Carmona.

En la solicitud de medida de coerción que presentó el Ministro Público en contra del grupo, se acusa a los imputados Fernando de la Rosa y Magalys Medina, de utilizar el Fonper como un patrimonio particular para beneficiar a la exdiputada Lucía Medina Sánchez, también hermana del expresidente de la República, a favor de quién habrían transferido fondos por más de RD$78 millones de pesos entre 2016 y 2018. Señalan además la construcción de unas 390 viviendas en San Juan de la Maguana en el 2018, mediante los procesos números FONPER – SO-01-2018 y FONPER-SO-02-2018, las cuales, según el Pepca, eran entregadas en proselitismo político por Lucía Medina.

En el caso de Alexis, la Pepca señala las licitaciones supuestamente irregulares con que se habría beneficiado a través de sus empresas en diversas instituciones del Estado. Dice que en la Oisoe, a Alexis Medina se le consideraba con más poder que al propio director, Francisco Pagán.

La Pepca ha solicitado el cierre de varias de esas empresa, entre ellas, Domedical Supply SRL, Suim Suplidores Institucionales Méndez SRL, General Medical Solution A.M. SRL, United Suppliers Corporations SRL, Kyanred Supply SRL, General Supply Corporations, Wattmax Dominciana SRL y Fuel American Inc. Dominicana SRL.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE