Gobierno intenta bajar presión sobre cuentas fiscales con recompra de deuda

El gobierno comienza con la estrategia de reducir el peso del endeudamiento con una recompra que, más que un ahorro, permite alargar los vencimientos de los compromisos con los acreedores y quitar presión sobre las cuentas fiscales.

Para el próximo año el Estado dominicano debía erogar solo por deuda externa unos 2,684 millones de dólares, un monto que representa un 3.4 % del Producto Interno Bruto (PIB) actual, un peso que se prevé se haga más pesado a medida que transcurra el tiempo. Para los próximos cinco años el pago por amortizaciones de deuda externa y sus intereses sumaría 16,645.6 millones de dólares, pero con la recompra de deuda el monto bajará a 15,514 millones de dólares.

El economista senior del Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (Crees), Miguel Collado Di Franco, valoró como positiva la operación de recompra de títulos con vencimiento del Estado dominicano y destacó que la medida ayuda a aliviar la presión sobre las finanzas públicas.

Collado Di Franco explicó que la maniobra permitirá extender la vida de la deuda pública dominicana y reducir el pago de intereses y de amortización de capital de los bonos que fueron comprados: títulos con vencimiento en los años 2021, 2024 y 2025.

“Se sustituyó un bono, que es el que tiene año de vencimiento en 2032, se reemplazó por uno con menor rendimiento de intereses, que por ahí es que viene el ahorro. Con ese dinero se está comprando entonces los bonos que tienen vencimiento en 2021, 2024 y 2025”, detalló el experto.

La madurez de los bonos de deuda externa que emite el Estado dominicano es de 16.5 años en promedio. La estrategia del gobierno durante los últimos años se ha centrado en mantener largos plazos en el nuevo financiamiento externo e interno, así como implementar operaciones de manejo de pasivos para contener la exposición al riesgo de refinanciamiento de la deuda, según indicó el Ministerio de Hacienda al Congreso Nacional en su reporte trimestral correspondiente a septiembre pasado.

Falta conocer el impacto real

Para el economista Henri Hebrard, aunque cree que la operación permitirá aliviar el costo del servicio de la deuda en los próximos cuatro años en un poco más de US$1,100 millones, aclaró que hay que determinar el impacto real que va a tener sobre el stock de la deuda.

“Es una forma de bajar el costo de la deuda, su peso relativo. Es positiva (la maniobra) y yo pienso que abre el camino para ver otras transacciones como esta. Van a bajar ligeramente los intereses de la deuda y eso va a permitir aumentar el plazo promedio de esta”, precisó.

Asimismo, Alexi Martínez, decano de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UAS), saludó la iniciativa del Ministerio de Hacienda y sugirió comenzar a explorar este tipo de ejercicio con los organismos multilaterales.

El catedrático sostuvo que aunque la deuda multilateral no tienen un peso tan grande, también puede impactar de manera positiva “y con ello se puede abrir la ventana de que incluso se puedan condonar algunas deudas, que ese es el gran desafío, o lograr alguna moratoria. Debe ampliarse y seguirse abordando estas posibilidades”.

Si bien el gobierno dominicano ha abierto la vía para estas operaciones, el camino empinado de las contrataciones de nueva deuda pública —tanto interna como externa— se mantendrá durante el año 2021, con compromisos que podrían alcanzar los 291,528.5 millones de pesos, equivalentes a 4,680 millones de dólares a la tasa de cambio estimada para el próximo año. Así lo indica el Presupuesto General del Estado de cara a un 2021 en el que se espera la recuperación de la actividad económica, pero con pocas previsiones de mejoras en materia de recaudación.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com