Delfines, de cenicienta a coquetear título en un año

Delfines del Este tiene dos goles debajo ante O&M FC para definir este domingo al campeón 2020 de la LDF y se aferran al dicho de que en 90 minutos puede pasar de todo. La idea de remontar es lo único que pasa por la cabeza del cuerpo técnico, jugadores y el resto de directivos para el choque en el Estadio Olímpico.

Pero llegar hasta aquí parece una proeza que Hugo Catrain, su presidente, trata de encontrar espacio para valorar.

Delfines fue el hazmerreír de la LDF en las primeras cuatro temporadas (2015-2018). Originalmente iba a jugar en San Pedro de Macorís, pero el equipo deambuló por seis plazas (entre ellas La Romana y Bayaguana) donde disputó 76 partidos.

El balance fue desastroso; 8 victorias, 16 empates, 52 derrotas, solo cosechó 40 puntos de 228 posibles y un diferencial de gol de -131 con tres sótanos y un noveno lugar entre 12 fue la mejor posición ocupada.

El grupo que encabeza Catrain tomó las riendas del club 45 días de empezar el Apertura 2019 y los resultados no cambiaron (7 puntos de 30 posibles). En el Clausura se cosechó la siembra y quedaron a un punto de clasificar a la liguilla jugada entonces y este torneo solo conoce dos derrotas en 10 partidos, con Edward Acevedo en el banquillo.

“El año pasado tratamos de hacer una base nacional con jóvenes, lo hemos continuado. Pudimos contratar buenos extranjeros, hemos creado un balance importante, apostando a la juventud y así llegaron los resultados”, dice Catrain.

El equipo tenía casi cerrado un acuerdo para establecerse en Punta Cana este año, pero la pandemia lo cambió todo, aunque entienden que los resultados que han llegado y lo que puede pasar en la final puede mejorar las perspectivas.

La llegada del delantero colombiano Juan Guillermo Vélez (que repite) cambió la dinámica y el rumbo del onceno. Lo define como un líder nato.

Es un equipo modesto, Catrain repite que tiene el presupuesto más bajo y no puede gastar más de lo que ingresa. Dice que compensa con las facilidades que obtienen con una alianza con el Colegio San Judas Tadeo, que facilita sus instalaciones en Haina y transportación. Los fondos que otorgó la FIFA para ayuda por el COVID-19 han sido su gran soporte, además de dos patrocinadores internacionales, una casa de ropa deportiva y una empresa de mercadeo.

El próximo año los Delfines tomarán las aguas del Caribe para jugar la fase de grupos de la Liga de Campeones de la región, clasificatorio para la Concachampion. Una vitrina que la directiva espera le traiga el apoyo económico para ser más competitivo.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com