Efectos secundarios del teletrabajo

La cantidad de delivery que serpentean entre el tráfico de la ciudad mueve a pensar que hay negocios de comida que están sorteando con cierto éxito la pandemia gracias a esta modalidad de consumo.

Después, los locales cerrados, los “se vende” o “se alquila” desnudan la realidad de los negocios que han tenido que cerrar. Desde afamados restaurantes del polígono central a pequeños comercios de comida y de ropa en las plazas de toda la ciudad.

El teletrabajo acentuará esta tendencia. Trabajando desde casa no hace falta ir tanto al salón, ni tanta ropa de oficina, ni almorzar fuera de casa, por ejemplo. Los delivery no compensan el empleo de calidad (relativa o buena) que se pierde. Ni compensan las inversiones de los pequeños y medianos empresarios que ven naufragar su empeño.

La confianza en la efectividad de la vacuna, que ya se empieza a aplicar en algunos países, quizá logre frenar la tendencia, hacernos resistir.

La pandemia tendrá efectos a más largo plazo de los que hace unos meses se podían prever. La incorporación de los estudiantes que se gradúan a la vida laboral. Las hipotecas. Los años escolares a medio gas. Y los efectos secundarios todavía no confirmados de la enfermedad y que en algunos casos parecen realmente preocupantes.

El teletrabajo cerrará pequeños negocios, cambiará relaciones sociales y laborales, el código deberá revisar las obligaciones de empleador y trabajador, afectará la escala salarial, acentuará la tercerización de servicios…

Muchos aspectos que hay que pensar con cuidado.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE