“Identificar criterios para la entrada y salida del programa”

Gloria Reyes, directora del Programa Progresando con Solidaridad (Prosoli), dice que su prioridad es desarrollar los programas de formación para dar a los beneficiarios la oportunidad de conseguir un empleo y no depender del auxilio estatal.

Al ser entrevistada en Diálogo Libre, del Grupo Diario Libre, conducido por Rossanna Figueroa, jefa de Redacción de la Mesa de Profundidad y Omar Santana, jefe de Redacción de la Mesa de Velocidad, explicó que la nueva visión del Gobierno es definir con claridad criterios de entrada y salida de los programas.

La directora de Prosoli afirmó que están trabajando en identificar a la gente que realmente requiere las ayudas, hacer los cruces mensuales con la Tesorería de la Seguridad Social (TSS), porque ya hay algunos que consiguieron trabajo.

Habrá que hacer una revisión minuciosa de aquellos que reciben algún tipo de ingreso, todo orientado a eficientizar los recursos y maniobrar para que los programas se puedan mantener en el tiempo.

Trabajan una serie de proyectos de formación con apoyo de organismos multilaterales, como el Banco Mundial (BM), para que los receptores de esos subsidios puedan insertarse en el sistema económico productivo.

Para ese trabajo, Reyes considera importante tomar como referencia el tema de las situaciones particulares del territorio donde viven las familias. Conocer las circunstancias en que se vive en las diferentes regiones, y asumir las estrategias para atacar las problemáticas directas de las comunidades. “No es lo mismo la pobreza en Monte Plata que la de Capotillo, en la capital”, apuntó.

Progresando Unidos y Agricultura Familiar Campesina son algunos de ellos, y operan en 40 centros de capacitación y producción, y centros tecnológicos comunitarios (CTC) distribuidos en todo el país.

Busca apoyar a jóvenes entre 18 y 29 años con capacitación y acompañamiento para introducirlos en el mercado laboral mediante pasantías. Reyes apuntó que la visión es lograr el emprendimiento o un primer empleo usando los centros de capacitación.

Es un proyecto con el BM que tiene ya cinco años y ha impactado a cerca de 18 mil jóvenes. La meta son 30 mil, por lo que quedan 12 mil por incorporar.

El programa estaba suspendido por la pandemia, pero ya se hacen las gestiones para reiniciarlo.

Por el momento trabajan con un plan piloto en las zonas rurales, relacionado con la industrialización y comercialización de productos agrícolas en 14 provincias. Busca impactar a 500 jóvenes.

Para ello, las empresas abren sus puertas a los egresados para hacer una pasantía y llevar su conocimiento a la práctica. Son acciones formativas adaptadas a las demandas de mercado en materia laboral de las comunidades cuya actividad económica principal es la agricultura.

La directora de Prosoli aseguró que un error de diseño de programas llevados a cabo por la gestión pasada es que no logran ser sostenibles y la gente depende por siempre del Estado. Busca que la gente se pueda desconectar de las ayudas eventualmente.

“Encontramos dispersión, programas duplicados y otros que se pudieron formular con las mejores intenciones, pero que ya cumplieron su objetivo”, acotó. Por eso hacen una evaluación de impacto para determinar lo que funciona.

Reyes aseveró que tendrán el reto de eficientizar los recursos.

Prosoli hizo un acuerdo con la Universidad Católica de Santo Domingo (UCSD) para impartir 14 diplomados sobre liderazgo en casi todas las provincias del país.

Inauguraron un Centro de Capacitación Gastronómica en Boca Chica, que estaba avanzado desde la gestión pasada. Allí tienen 5 acciones formativas. La institución evalúa duplicar este modelo en otras lugares del país.

Este lunes van a inaugurar una sala de matemáticas en la Biblioteca Infantil y Juvenil República Dominicana junto al presidente Abinader. Es una donación de la Embajada Japonesa y va a permitir a niños y jóvenes estudiar matemáticas divirtiéndose.

La semana pasada lanzaron una capacitación especial para jóvenes dominicanos en el exterior en el que se inscribieron a 500 personas.

Prosoli tiene la misma asignación presupuestaria del año pasado para sus gastos operativos, pero habrá un aumento en las partidas destinadas a las ayudas condicionadas “Comer es Primero”.

Se duplicaron los beneficios desde 825 pesos a 1650 pesos, como consecuencia del cumplimiento del compromiso de campaña del presidente Luis Abinader conocido como “La Doble”.

En sus primeros meses en la entidad se dedicó a conocer y a trazar un diagnóstico de la institución que dirige desde el inicio del nuevo gobierno el pasado 16 de agosto. Buscar identificar hacia dónde invertir los recursos para que estos puedan impactar a más familias.

Para respaldar a las personas que recibieron las transferencias de los programas Pa’ ti y Fondo de Asistencia Solidaria al Empleado (FASE), Reyes dijo que el Gobierno evalúa algunas formas de ayuda focalizadas, pero por el momento eso no está definido.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com