Venezuela o la abstención como grito de protesta

El martes, dos días después de las elecciones parlamentarias en Venezuela, Gregoria González recibió una instrucción por WhatsApp. Le pedían pasar la relación de los pagos de la bolsa de comida de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), junto con una “caracterización electoral” de los vecinos a los que se la entrega. Es decir, precisaba el mensaje, debía indicar a qué partido o tendencia política pertenece el beneficiario, el centro electoral al que estaba llamado a votar y confirmar si finalmente lo hizo o no. González ha trabajado toda la vida por su comunidad. Desde hace cuatro años está integrada en la burocracia chavista que gestiona el reparto de las cajas de productos básicos para asegurar que a las 36 familias de su calle en un barrio en Petare, al este de Caracas, muchas de ellas con personas mayores, les lleguen unos cuantos kilos de arroz, harina de maíz y pasta. Ella tuvo que ir a votar, como le exigieron. Dice que su voto salió nulo. Y la instrucción de su superior la incomoda. “De mi calle solo fueron a votar seis personas y no lo hicieron por el Gobierno, porque este sector toda la vida ha sido opositor y la gente está muy molesta y cansada. Hacer esa lista es reprimir a la gente, yo no voy a hacer eso”, dice.

Seguir leyendo

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE