La inestabilidad de la frontera entre Colombia y Venezuela se recrudece en medio de la pandemia

La frontera entre Colombia y Venezuela es una tormenta perfecta en la que proliferan grupos armados, narcotráfico y contrabando. El descontrol de ese territorio de 2.219 kilómetros, con apenas ocho pasos fronterizos y decenas de caminos informales, se agravó durante la pandemia de coronavirus y profundiza el deterioro de los derechos humanos de sus habitantes. En los 24 municipios colombianos que lindan con el país vecino han sido asesinadas este años casi 500 personas, 24 fueron ejecutadas en matanzas colectivas, casi 1.400 tuvieron que desplazarse y se registraron al menos 13 secuestros. Las cifras de la situación de la violencia del lado venezolano son, en cambio, una incógnita, puesto que las autoridades no proporcionan información al respecto.

Seguir leyendo

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com