La miel, el único salvoconducto en la guerra de Yemen

Tras seis años de guerra, Yemen ha quedado partida en tres y embargada por cielo, mar y tierra. En la contienda, tan solo los apicultores, alquimistas del oro líquido y marca distintiva del país, gozan de inmunidad para atravesar cargados con sus colmenas la miríada de controles militares y frentes, incluso en tiempos de bombardeos. Lo hacen en busca de las mejores flores para sus abejas.

Seguir leyendo

%d bloggers like this: