Liverpool frustra a Mourinho y vence a Tottenham

Todo iba saliendo conforme al plan para José Mourinho y su táctica habitual. El Tottenham resistía y desgastaba al rival.

De hecho, en momentos en que este encuentro entre punteros de la tabla se acercaba al tiempo añadido en Anfield, el Tottenham había merecido más que el empate 1-1 ante el Liverpool, campeón defensor de la Liga Premier.

Un simple saque de esquina lo cambió todo.

Roberto Firmino encontró un centro desde la izquierda y lo envió de cabeza a un ángulo. Los Reds se enfilaron así a un triunfo por 2-1 que dejó frustrado a Mourinho.

“Estuvimos muy cerca… muy cerca de ganar, no sólo del empate”, comentó Mourinho al hablar sobre lo que consideró “un resultado muy injusto.

Argumentó que Liverpool no lució “como un equipo que es campeón de Inglaterra, que ha sido campeón europeo y mundial”.

Pero como el estratega portugués sabe, el resultado es lo único que importa en partidos como éste. El triunfo catapultó a Liverpool por encima del Tottenham. Los Reds tienen ahora una ventaja de tres puntos en la cima, luego de 13 fechas.

Liverpool tomó la ventaja a los 26 minutos por medio de Mohamed Salah, quien realizó un disparo que se desvió en un rival, se elevó, pegó en un palo y se fue a las redes. Son Heung-min igualó siete minutos después, al librarse de la trampa del fuera de juego y avanzar en solitario hacia el arco.

El tanto del brasileño Firmino a los 90 minutos impidió que el Tottenham saliera indemne de una serie de encuentros complicados. Antes de caer ante el monarca vigente de liga, los Spurs jugaron ante Manchester City, Chelsea, Arsenal y Crystal Palace.

No obstante, el desempeño del Tottenham sugiere que los dirigidos por Mourinho son candidatos legítimos al título.

Tottenham pudo haber obtenido más. Steven Bergwijn impactó un poste y Harry Kane remató de cabeza por encima del arco, cuando el marcador estaba 1-1.

“Ellos son un monstruo en el contraataque”, dijo el técnico de Liverpool, Jürgen Klopp, quien se dio golpes en el pecho y aplaudió en dirección de 2.000 espectadores a quienes se permitió ingresar en Anfield. Fue el único partido de la Liga Premier en que se permitió público a mitad de semana.

Mourinho no se mostró contento con el festejo de su colega.

“Los árbitros le permiten comportarse así. No es mi problema. Me siento triste porque yo no puedo hacerlo, pero así es esto”, dijo.

Klopp y Mourinho intercambiaron algunas palabras después del silbatazo final.

“Le dije que el mejor equipo había perdido, y él discrepó”, dijo Mourinho. “Es su opinión”.

En otro duelo, Richarlison anotó su primer gol en la Premier en casi tres meses, para llevar al Everton a una victoria de 2-0 en casa de Leicester.

Mason Holgate añadió un segundo gol — su primero en la máxima división — para Everton, que obtuvo otro gran resultado tras su impresionante victoria de 1-0 sobre Chelsea el sábado pese a estar sin jugadores claves como James Rodríguez, Lucas Digne y Seamus Coleman.

El mediocampista brasileño Allan se sumó a los lesionados, al salir del partido en una camilla en la primera mitad contra Leicester , por problemas en el muslo izquierdo.

Para Leicester fue su cuarta derrota en siete partidos de la liga en su estadio.

Los anfitriones dominaron la posesión, pero no pudieron quebrar una terca defensa del Everton, que se les acercó a un punto: Leicester cayó al cuarto puesto y Everton va quinto.

En tanto, el Leeds que dirige el argentino Marcelo Bielsa apretó el paso en las postrimerías, para vencer convincentemente a Newcastle 5-2 y rebasarlo en la tabla.

Stuart Dallas, Ezgjan Alioski y Jack Harrison anotaron en los últimos 23 minutos por Leeds, que tomó el control de un entretenido duelo que fue el epítome del estilo incansable de Bielsa.

Newcastle había tomado la punta a mediados de la primera mitad con un gol de Jeff Hendrick, pero goles de Patrick Bamford y Rodrigo a ambos lados de la pausa le dieron la punta a Leeds.

Ciaran Clark emparejó por Newcastle a los 65, pero Dallas restauró la ventaja de los locales a los 77 con un remate de cabeza. Alioski y Harrison sellaron el triunfo a los 85 y 88 minutos, respectivamente.

Pierre-Emerick Aubameyang puso fin a su racha más larga sin goles en la Premier y rescató un empate de 1-1 para Arsenal contra Southampton, asegurando que su equipo se evitase perder cinco en fila en la primera división por primera vez en sus 134 años de historia.

Arsenal finalizó con 10 hombres por segundo partido consecutivo, luego que el zaguero brasileño Gabriel recibió su segunda tarjeta amarilla por derribar a Theo Walcott, el exatacante de Arsenal que abrió la cuenta para los visitantes a los 18 minutos contra el equipo donde militó entre el 2006 y el 2018.

Aubameyang emparejó las acciones con un excelente disparo al final de una brillante combinación a los 52 minutos, para su primer gol desde el 1 de noviembre — y primero que no fue de penal desde la apertura de la temporada.

Tras la expulsión de Gabriel a los 62 minutos, Southampton aumentó la presión, pero Arsenal resistió bien en la zaga para llevarse un punto que pudiera aliviar parte de la presión sobre el técnico Mikel Arteta.

Arsenal pudo haberse llevado los tres puntos. Rob Holding estrelló en el larguero un remate de cabeza en el descuento. Los Gunners siguen en 15to puesto, su peor arranque de campaña desde la década de los setenta.

%d bloggers like this: