Juan Soto sería un Súper Dos y abriría camino para lograr un megacontrato

Juan Soto, Franmil Reyes y Willy Adames fueron llamados a las Grandes Ligas en 2018 y desde entonces no han vuelto a ser enviados a las menores por bajo rendimiento.

El capitaleño, el de Palenque y el de Santiago ha jugado por el salario mínimo este trayecto al no haber completado los tres años de servicios y sus agentes no les aconsejan que para 2021 presupuesten ingresos superiores a los US$570,500.

Pero Soto parece estar a las puertas de sus primeros desembolsos de siete dígitos, ya que habría alcanzado la categoría de Súper Dos, como reporta Ken Rosenthal, editor del diario virtual The Athletic, el medio digital por suscripción que explotó la exclusiva del robo de señas de los Astros de Houston.

Si bien los peloteros están sujetos a cobrar el mínimo hasta tanto no cumplan los tres años de servicios (donde un año equivale a 172 días en roster de MLB o lesionado) antes de poder discutir su salario en arbitraje y seis para llegar a la agencia libre, el sistema premia a aquellos con desempeño excepcional y les adelanta el tiempo para acceder a mejores salarios.

Se trata del 22% del grupo de los mejores jugadores que supera los dos años, pero no alcanza los tres y puede variar cada campaña por diferencias de días. En 2010 el umbral fue colocado en 2.122, en 2015 llegó a 2.130 y en 2019 a 2.115.

Adames tiene dos años y 105 días (2.105), Reyes llega a 2.115 y Soto a 2.134. Días que pueden marcar una diferencia abismal en pagos.

The Athletic reveló que Soto figura en la lista de los peloteros que alcanzaron el mínimo de tiempo, una lista donde también figuran estrellas emergentes como Walker Buehler (Dodgers), Dominic Smith (Mets), Luke Voit (Yanquis), Max Fried (Bravos) y el venezolano Gleyber Torres (Yanquis).

El sancristobalense Miguel Andújar (Yanquis), que tiene 2.117, se habría quedado corto por cinco días, de acuerdo a Lindsey Adler en The Athletic, lo que fijaría el tope para este año en 2.123. No obstante, Jesse Dougherty, de The Washington Post, cita que el derecho criollo Wander Suero (Nacionales) falló al corte “por un par de días”, cuando en este tiene 2.123.

Diego Castillo (Rays) quedaría al borde con 2.118 y para Domingo Germán (Yanquis) el manto sería mayor, puesto no pudo sumar ni un día en 2020 a causa de la suspensión por violencia doméstica y su reloj está fijado en 2.017.

Seranthony Domínguez (Filis) no lanza en el Big Show desde el cinco de junio de 2019 y se recupera en la actualidad de una cirugía Tommy John. Pero su condición le permite seguir sumando tiempo y ya acumula 2.147, por lo que califica para recibir un apreciable incremento con relación a los US$564,000 que cobró ese último año que estuvo en Filadelfia.

De los 721 peloteros dominicanos que pisaron la MLB entre 1956 y 2017 solo 280 alcanzaron los tres años de servicios (38.8%), de acuerdo con datos compilados por DL de Baseball-Reference y Baseball Cube.

El sitio MLBtraderumors.com (MLBTR), que utiliza una fórmula para determinar salarios en arbitraje, estima que Soto recibirá un mínimo de US$4.5 millones en arbitraje y un máximo de US$8.5 MM. En 2020 recortado en un 37% solo ganó US$231,111.

Si bien todo el jugador que alcanza el tiempo mínimo califica para discutir su salario en realidad el tamaño del pago siguiente lo determina el desempeño que este tuvo la temporada anterior. El guardabosque izquierdo de los Nacionales viene de ganar el título de bateo de la Liga Nacional (.351), también el de porcentaje de embarsarse (.490), de extrabases (.695), de OPS (1.185), OPS+ (212) y de boletos intencionales (12), números que lo describen como un terror para los lanzadores en el home plate.

De hecho, MLBTR proyecta que Soto cobrará en 2022 hasta US$20 millones, un incentivo más para rechazar las tentadoras ofertas de Washington.

Ser Súper Dos también adelantaría un año su aterrizaje en la agencia libre al otoño de 2023 cuando podría buscar un megacontratos.

La regla está diseñada para limitar la capacidad de los equipos de restringir el potencial de ingresos de un jugador manteniéndolo en las ligas menores un par de semanas adicionales en sus primeras temporadas. Si un jugador gana US$500,000 por cada una de sus primeras tres campañas y luego obtiene US$3 millones en su primer arbitraje, sus próximos dos salarios se basarán en esa cifra. Tal vez obtenga US$6 MM y US$9 MM antes de llegar a la agencia libre. Si ese mismo jugador obtiene el estatus de Súper Dos, ganará esos US$3 MM y luego pasará por arbitraje tres veces más en lugar de dos, ganando algo como US$6 MM, US$9 MM y US$12 MM. La diferencia podría ser de más de US$10 MM en función de unos pocos días de servicio en su primer año.

%d bloggers like this: