La maldición electoral de Israel fractura a la derecha en un Israel ingobernable

Mientras los contagios alcanzan las tasas más altas desde el fin de la segunda ola de la pandemia en octubre, Israel se dirige en rumbo de colisión hacia las cuartas legislativas en menos de dos años. La maldición electoral ha fracturado ya a la derecha y por primera vez en más de una década los sondeos auguran un frente alternativo a la hegemonía en el poder del conservador Benjamín Netanyahu. Si un improbable pacto de última hora para aprobar los presupuestos de 2020, u otra maniobra dilatoria, no lo remedia antes de la medianoche del martes, su coalición con el centrista Benny Gantz saltará por los aires y los israelíes volverán a ser llamados a las urnas en marzo.

Seguir leyendo

%d bloggers like this: