Guardiola descarta buscar refuerzos ofensivos para el United

El técnico del Manchester City, Pep Guardiola, no tiene intenciones de hacer uso del mercado de transferencias para hallar soluciones al problema ofensivo del club inglés, algo que se ha convertido en uno de los mayores retos de su carrera como entrenador.

El City solo ha anotado 18 goles en sus primeros 12 juegos en la Liga Premier, un enorme declive en comparación con el desempeño en las últimas tres temporadas, cuando los pupilos de Guardiola totalizaban 40, 36 y 35 goles, respectivamente, a estas alturas del toreo.

El City terminó como líder de goleo de la Liga Premier en cada una de esas tres campañas —anotando más de 100 goles en dos de ellas— y tanto Barcelona como Bayern Munich también registraron cifras asombrosas al ataque con Guardiola como su timonel.

El goleador argentino Sergio Agüero ha sido titular apenas en tres juegos en todas las competencias debido a varias lesiones, mientras que su suplente, el brasileño Gabriel Jesus, no ha anotado desde el 8 de noviembre —una sequía de siete encuentros en la que incluso han enfrentado a algunos de los clubes más débiles de la Premier, como Burnley, Fulham y West Bromwich Albion.

Sin embargo, Guardiola se rehúsa a creer que la culpa es solo de sus dos delanteros y tratará de aumentar la cantidad de goles con base en el trabajo arduo en los entrenamientos en lugar de buscar nuevos jugadores en el mercado de transferencias.

“Absolutamente no”, respondió el técnico español cuando se le preguntó si llegó a considerar adquirir a otro jugador, quizá en enero.

“De nuestros últimos 32 partidos, Sergio apenas pudo jugar cuatro o cinco”, destacó. “Y Gabriel tiene números increíbles —tenemos estadísticas en minutos y goles en la Liga Premier desde que llegó con nosotros, y él es uno de los mejores. Así que que es un chico que anota goles”.

Guardiola ha solicitado al resto del equipo que empiece a intervenir en la ofensiva, específicamente cobradores de tiros libres y defensas centrales que participan en jugadas armadas. Es probable que Guardiola aún tenga en mente el apagado empate de 1-1 con West Brom del martes, en el cual remates de cabeza de Raheem Sterling e Ilkay Gundogan cerca del final y a corta distancia fueron directamente a manos del guardameta.

“No depende de un jugador específico, todos pueden anotar”, añadió Guardiola. “Depende de la mentalidad y el deseo de anotar goles, no sólo de uno o dos jugadores”.

El mayor desafío táctico de Guardiola esta temporada ha sido modificar el medio campo tras la salida de David Silva, que solía compartir las tareas de armador con Kevin De Bruyne.

%d bloggers like this: