FondoMicro apunta hacia un entorno de microempresas digitalizadas

La directora ejecutiva de FondoMicro, Marina Ortiz, señaló durante el Diálogo Libre que en este instante el mayor reto de las microempresas es adecuarse a la nueva realidad que surgirá después de la pandemia. A su juicio, la digitalización debe ser una prioridad en un proceso de reconversión que conlleve otra forma de asumir la tecnología y la forma de dar servicio.

“FondoMicro está muy interesado en desarrollar investigaciones en este momento, donde podamos aportar, por ejemplo, a través del Ministerio de Industria, Comercio Mipymes, información fidedigna que les permita a ellos desarrollar sus políticas orientadas a la mejoría y sustento de un sector importante de la economía dominicana”, dijo Ortiz durante el encuentro.

La directora ejecutiva de la institución recordó que hay una acceso a las tecnologías en casi todos los sectores de la sociedad dominicana y que las microempresas no escapan a esta realidad, donde el uso de esos dispositivos es normal y hasta forma parte de las necesidades cotidianas.

“Es un mecanismo de poder hacer negocios, de poder digitalizar la oferta que tienes y, a la vez, ponerte a disposición de lo que puede ser un cliente. Uno de los problemas que hay es cómo hacer eso. Muchos de los microempresarios aun no saben cómo hacer eso”, indicó, al tiempo que resaltó la importancia de ofrecer asistencia a los microempresarios en ese contexto.

Sin embargo, hay una brecha. “Si te das cuenta, es más fácil comprar fuera del país que comprar un producto localmente. Tienen normas y mecanismos más claros, incluso mecanismos que te calculan el costo de envío, el tiempo”, señala.

La directora ejecutiva de FondoMicro resaltó que hay una cantidad importante de pequeñas y medianas empresas dominicanas que no tienen presencia digital, un nicho de mercado que podría ser aprovechado ante el cambio que ha planteado la pandemia.

El tema financiero también es un punto de interés y, en algunos casos, de preocupación para Ortiz. “Uno de los problemas también es la condición en la que opera la banca porque, entonces, si queremos promover ahorros, no podemos penalizar con montos mínimos o muy altos porque desincentiva el ahorro”, recordó.

No obstante, reconoce que en plena pandemia ha habido un espaldarazo al proceso de bancarización, de la mano de los subsidios sociales entregados por el Gobierno para atender a la población afectada por la crisis económica generada por el COVID-19.

En general, la directora de FondoMicro estima que cada vez hay una mayor porción de microempresarios que se está bancarizando. “Lo que antes eran oenegés se han ido bancarizando y te encuentras con Adopem, que era una oenegé y ahora es un banco. A medida que se han bancarizado han introducido a los clientes como parte de lo que es el grupo”, manifestó durante el Diálogo Libre.

%d bloggers like this: