Marina Ortiz: “El 60% de los hogares dominicanos vive del ingreso de una microempresa”

Un año difícil, este 2020 para las microempresas. Para Fondomicro han sido el objeto de sus investigaciones por 30 años. Nadie mejor que esta institución de investigación para pasar balance.

— ¿Cuál ha sido el efecto de la pandemia en el sector?

Ha sido un año sumamente difícil para todos e indiscutiblemente para el sector de las microempresas, tenemos que ser conscientes del impacto que ha tenido el confinamiento. La mayoría de las microempresas han sido capitalizadas, muchas pymes también y los costos inherentes a la operación cómo puede ser el alquiler de un local implica ya de por sí unos costos que no están generando y que le generan problemas muy significativos. Nosotros estimamos que al menos un 50% de las microempresas y pequeñas empresas se ha visto fuertemente impactado y posiblemente ha desaparecido. Por eso es tan importante hacer ahora mismo estudios que nos permitan evaluar cuál es la situación real del mercado.

—¿Tienen capacida de reacción?

El sector tiene poca capacidad de respuesta, porque operar cinco o 10 meses en condiciones de no operación o condiciones mínimas, no suple los requerimientos que necesitan. Y recuerda que alrededor del 60% de los hogares dominicanos vive de los ingresos que genera una microempresa.

—¿Las ayudas públicas han funcionado?

Las políticas que ha desarrollado el Gobierno son muy valiosas pero tenemos que saber hasta qué punto se pueden ayudar. Una situación muy crítica en el entorno microempresarial y las políticas deberían estar sustentadas en datos e investigaciones que permitan ver qué está pasando y luego orientar la política hacia el desarrollo y nuevamente poder medir como la recuperación ha sido posible en el sector. El sector que se haya visto afectado.

—¿Qué otras situaciones han encontrado, como diagnóstico, de lo que resultado de esta pandemia?

Las entidades de microfinanzas tienen alrededor de medio millón de clientes. El diagnóstico indiscutiblemente que se presenta es un panorama muchas veces no muy bueno porque hay mucha incertidumbre. ¿Cuando hablamos de recuperación de mercado? No se sabe. Esto también implica para ellos que están generando una serie de iniciativas, esperando que el año que viene sea mucho mejor pero realmente sin saberlo porque no tenemos la vacuna aun disponible; no sabemos cuáles son las medidas que se tomarán en su momento.

Otro de los puntos importantes es que debemos saber que no se puede generar una “amnesia crediticia”. Muchas personas han dicho que como hemos estado en un período de crisis, que no se han generado los ingresos, que debemos olvidarnos de las cuentas pendientes, un borrón y cuenta nueva, pero eso es imposible. Aquí debemos flexibilizar de una u otra forma, las medidas que se tengan desde las autoridades para así poder otorgar créditos en condiciones más blandas y que eso permita una recuperación y sostenimiento de empresarios.

%d bloggers like this: