Trump resta gravedad al ciberataque masivo a EE UU y apunta a China después de que Pompeo acusara a Rusia

Al margen de la información que hayan obtenido los piratas informáticos que se infiltraron desde primavera en miles de redes del Gobierno estadounidense y de compañías privadas, lo que sí han logrado es sembrar el caos en la saliente Administración Trump, que ha ofrecido este fin de semana un comportamiento poco menos que bochornoso en el manejo público de la crisis. Al día siguiente de que el secretario de Estadlo, Mike Pompeo, apoyara las conclusiones preliminares de la inteligencia estadounidense y se convirtiera en el primer miembro de la Administración en acusar públicamente al Kremlin del masivo ciberataque, el presidente ha roto su silencio este sábado con un tuit insólito. En el mensaje, Trump relativiza la operación de espionaje, acusa a los medios de engordarla y de señalar a Moscú, arroja sospechas infundadas contra China y hasta aventura sin base alguna, arrimando sin pudor la sardina a sus ascuas, que el hackeo pudo afectar al recuento de los votos en las elecciones que perdió el 3 de noviembre.

Seguir leyendo

%d bloggers like this: