Lakers, favoritos al título, buscan unirse a selecto club

Los Lakers de Los Angeles buscarán repetir su corona y con eso convertirse en los nuevos líderes de la NBA en el renglón de títulos ganados y con eso desplazar a los Celtics de Boston, que por años mantenían la supremacía.

El equipo púrpura-amarillo comienza esta noche a definir la meta que se han encomendado que es la de levantar el trofeo Larry O’Brien, el cual se otorga al conjunto campeón.

Encabezados por su figura, LeBron James, que busca su quinto anillo, el equipo comienza esta noche su camino de la nueva temporada 2020-21 cuando enfrentan a los Clippers de Los Angeles (11:00 p.m.) en una jornada de dos encuentros, que tiene primero a los Nets de New Jersey y los Warriors de Golden State (8:00 p.m.). El encuentro angelino supone un duelo entre dos equipos que se debaten el dominio de la ciudad y el sueño del título.

Si LeBron se corona esta vez se unirá a Magic Johnson, Kobe Bryant, Tim Duncan, Dennis Rodman, Steve Kerr, entre otros con cinco coronas.

Los Lakers, no es un secreto, es el favorito para repetir la corona y de hecho de sus 17 títulos en cinco ocasiones han ganado por racimo de dos o tres campeonatos.

La carga puede ser pesada para el campeón. Solo una docena de equipos han podido defender con éxito la corona desde la temporada 1968-69 y dos de esos lo han realizado en los últimos nueve años.

Dentro y fuera de la Conferencia Oeste, los Lakers tendrán como rivales por el tílulo, a los Celtics de Boston, Bucks de Milwaukee, Nets de New Jersey, el Heat de Miami y dentro de su acera, Clippers, Nuggets de Denver, Maverikcs de Dallas y Golden State Warriors.

“Vas a tener un objetivo en tu espalda cuando eres campeón, tenemos que seguir jugando más duro que otros equipos”, dijo el pívot de los Lakers, Anthony Davis. “No puedes controlar fallas, marcas y cosas así, pero puedes controlar jugar más duro que el otro equipo. Y si seguimos luchando y siendo el equipo que juega más duro, entonces nos damos una oportunidad todas las noches ”.

Los Lakers se fortalecieron con Dennis Schröder, que sustituye la salida de Rajon Rondo y Marc Gasol.

Los Nets tendrán en su roster desde principio a Kevin Durant y a Kyrie Irving. Si ambos hacen química, cuidado Bucks, podrían tener serios problemas.

Por tradición se le llama la Conferencia de los Lakers, el Salvaje Oeste. Con el regreso de Durant e Irving estamos hablando de un Este más salvaje.

Después de estar con los Celtics y con los 76ers, Al Horford se encuentra más distante que nunca de pensar en alcanzar los “plyaoffs”, si así ocurriera, el conjunto del jugador central, sería llamado los sorprendentes Thunder de Oklahoma. Horford llegó vía cambio a esta organización.

Una situación similar enfrentaría Karl-Anthony Towns y los Timberwolves de Minnesota.

El Oeste está salvajemente competitivo y para entrar a los primeros ocho se necesita de un talento probado y es algo que le falta a los Wolves, que regresaron a la casa a Ricky Rubio. Pero ninguna de sus transacciones marcan un impacto que signifique clasificación segura.

%d bloggers like this: