Propietaria de vivienda denuncia centro estético viola norma sobre linderos

La dueña de una vivienda de la calle César Nicolás Penson, en Gascue, Distrito Nacional, denunció que una construcción que se realiza al lado ha violado las normas establecidas, incluido el lindero de su propiedad, por lo que llamó a las autoridades a hacer cumplir las leyes.

Lisset Mejía, residente en la casa número 15 de la calle César Nicolás Penson, explicó que ha vivido en una constante zozobra porque los constructores de la obra han violado el lindero y están ocupando parte de su propiedad.

Dijo que se trata de una ampliación del Centro de Cirugías Plásticas y Especialidades de Santo Domingo que está frente a la entrada del Palacio Presidencial y que se pretende otra entrada por la calle César Nicolás Penson.

Indicó que la normativa en Gascue es que las construcciones deben hacerse entre una distancia de dos metros y ellos están levantando la obra dejando un espacio solo de 70 centímetros. Indicó que ha conversado con el ingeniero y arquitecto que construyen la obra, pero no han hecho caso y que, incluso han apoyado parte de la estructura en su pared.

Explicó que su casa está protegida por Patrimonio Cultural y que la Dirección de Planeamiento Urbano fue al lugar y al constar las violaciones ordenó la paralización de los trabajos, pero los constructores no respetaron la decisión de las autoridades y trabajan sin parar, incluso sábado y domingo pasado. Aseguró que tienen fotos y vídeos de que estuvieron trabajando el pasado fin de semana, pese a que desde el jueves se colocó el letrero prohibiendo su continuidad.

“Estas son de las pocas casas que quedan en Gascue de Patrimonio Cultural, han ido destruyendo a Gascue, si no preservamos nuestra historia, ¿qué será de nosotros? Mi mamá vino en 1957, pero ya estaba construida, esta casa es como del año 1939 y la construyó un español en la época en que vinieron cuando la guerra civil española y hemos tratado de conservarla”, indicó.

La obra tiene un letrero en frente que reza: “Obra detenida por el ADN”. El lunes próximo al mediodía Planeamiento Urbano retornó al lugar y volvió a paralizar los trabajos y citó a los responsables a una reunión para hablar del tema.

Diario Libre buscó la opinión del centro estético y un cirujano que dijo llamarse José Aníbal Hungría, informó que no tienen inconvenientes con la obra y que es a la Alcaldía que le corresponde determinar si se han violado los linderos.

Manifestó que quien debe responder cualquier cuestionamiento es la constructora que contrataron para hacer la obra y no el centro de cirugías.

El doctor Hungría dijo desconocer si realmente ha habido violaciones a las normas y a la Ley como alega la propietaria de la vivienda, pero que entiende que ese en un problema viejo que viene desde que en lo que es hoy la clínica estaba la residencia del actual propietario del centro.

%d bloggers like this: