El músculo femenino, un pilar en el deporte dominicano

El sector dirigencial es en el que se evidencia un mayor vacío

Luce ser que la mujer se ha ganado su espacio en el deporte dominicano más como derecho para el que se ha debido legislar, que como algo natural, aun cuando, en el caso de la mujer dominicana, ha marcado trillo luminoso desde sus inicios. Y si se toma como referencia las dos primeras apariciones internacionales del país en juegos multidisciplinarios, se ve claro el aporte de las damas deportistas.

En 1946, por ejemplo, fue la primera vez que la República Dominicana asiste a unos Juegos Centroamericanos y del Caribe. Ocurrió en Barranquilla en 1946 y en esa sede el equipo femenino de voleibol ganó, como si fuera poco, medalla de oro.

En 1955, se produce la primera aparición del país en unos Juegos Panamericanos y quedó claro el dominio masculino con un oro del equipo de béisbol, sin embargo, la única representación femenina fue la selección de voleibol, a la que no asistió el conjunto masculino.

Esto no es simple historia, pues si se toma en cuenta que fue en 1900 primera participación de la mujer en unos Juegos Olímpicos y ocurrió de forma no oficial, algo que en nada preocupó al padre de los Juegos modernos, Pierre de Coubertine, quien, según datos, se oponía a la participación de la mujer en ese escenario. Fue en 1920 que participaron de manera oficial en unas Olimpíadas y en esa ventana, Divina Estrella de atletismo (100 mt y 200 mt) se convirtió en la primera mujer que asiste a esta competición universal, en los Juegos de Montreal 1976, dos años después de los Centroamericanos y del Caribe, Santo Domingo 1974.

De ahí en adelante, lo que ha hecho el deporte femenino es crecer de manera significativa, aunque a nivel de Juegos Olímpicos todavía los varones son los únicos que se han colgado medallas.

En los últimos dos juegos centrocaribeños las mujeres han estado involucradas en 31 de 77 medallas en Veracruz 2014 y 40 de 107, en Barranquilla 2018. A nivel de Panamericanos, han sido 11 de 23 en Toronto 2015, eso es casi el 50 por ciento y por igual 17 de 40 en Lima 2019.

En las Olimpíadas ha habido posibilidades reales en especial en el renglón individual, con las pesistas Yuderqui Contreras (quinta en Londres 2012) y Beatriz Pirón (cuarta Río de Janeiro 2016). La gimnasta Yamilet Peña se ubicó quinta en la cita de Londres.

Esos son los tres niveles básicos que mayor seguimiento se le da al país, pero igual ocurre en campeonatos mundiales, en las que también las damas han brillado.

“Ha sido complicado entrar al deporte como mujer, porque vivimos en un país donde el país predominaba”, dijo Pirón. “Hubo discriminación, el hecho de ser mujer y levantar pesar, decían que eso es un deporte de hombre, con el tiempo hemos batallado contra eso y hoy en día hemos logrado una estabilidad y al mismo tiempo hemos conseguido éxitos”.

Prensa y deporte

Onfalia Morillo, ya retirada, marcó el camino entre las mujeres en la comunicación deportiva en un sector dominado por hombres en el mundo y muy cerca siguió Adelaida Hernández con más de tres décadas de experiencia.

Natacha Batista, Natacha Peña, Laura Bonnelly y Roxy Bonilla se unen a este grupo, en el que la exselección nacional de voleibol Magnolia Concepción y Olga Torres destacan más como organizadoras de eventos deportivos.

“Se ha determinado al Día de la Mujer para reconocer a la mujer por su labor, por empoderarse, pero nosotros somos empoderadas, tratando de abrirnos camino dentro de los hombres. Es precioso que se lo reconozcan a una, pero pienso que como mujer tenemos un valor incalculable, dentro de la crónica y dentro de todo”, dijo Hernández, quien recordó que vivió “acoso” en sus inicios. “Ellos pensaban que uno no tenía la capacidad de lo que estaba hablando”, pero “eso de la igualdad es un mito, no es igualarme a nadie, yo tengo mi espacio. No tengo que demostrar que soy igual que un hombre. Nunca me ha interesado igualarme a nadie”.

Hernández ha dedicado la mayor parte de su carrera a la comunicación televisiva, renglón en el que han destacado como en la radio, más que en la crónica escrita.

Tareas pendientes

La exselección nacional de baloncesto, Teresa Durán es la única mujer que ha ocupado el banquillo principal como mánager de un equipo masculino a nivel élite (lo hace en categorías menores) cuando dirigió a Huellas del Siglo. Fue removida de su puesto el 9 de marzo de ese año, después de una marca de 1-2.

Ese es el gran vacío de las damas en el país, la parte dirigencial, tanto en cancha como en puestos ejecutivos.

Por las razones que sean, pese al gran trabajo deportivo que han hecho en cancha, son muy pocas las mujeres con función ejecutiva, tanto en el nivel olímpico, como a nivel oficial dentro del deporte.

Es una mujer, Sara Rosario, quien preside el Comité Olímpico de Puerto Rico. En República Dominicana ese paso dista mucho de convertirse en realidad en el país.

8 de marzo, 8 grandes mujeres

Atletismo: Juana Arrendel es la que ha alcanzado el mayor sitial de su deporte, con su medalla de oro de los Juegos Panamericanos Santo Domingo 2003.

Baloncesto: Teresa Durán, no es solo vista como la mejor jugadora del aro y el balón, también es la que más promueve el básket, tanto en el renglón masculino, como el femenino, algo que no esa da a la inversa.

Gimnasia: Yamilet Peña es la que ha alcanzado el mayor sitial en este deporte. Plata en Juegos Panamericanos, Toronto 2015, oro en Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla, 2018 y quinto lugar en Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Voleibol: En esta tan resonada época de las Reinas del Caribe, hubo una plataforma cimentada por mujeres. Una de las que más destaca es Mayo Sibilia. Hoy no es inmortal y todavía sigue promoviendo su deporte. Alojaba atletas en su hogar para que se dedicaran al deporte de la bola y la malla alta.

Ecuestre: Yvonne Losos de Muñiz ha elevado la barra para su deporte, alcanzando sitiales de primera. Tiene cuatro oro Centroamericano y del Caribe, dos bronce de Juegos Panamericanos y es la primera mujer en participar en su deporte en unos Juegos Olímpicos y también clasificó a Tokio 2020.

Tenis: Sin dudas, la dama de este deporte es Joelle Schad. Con 17 años gana oro en sencillos en los Centroamericanos y del Caribe, México 90 y dos plata y oro plata y bronce en Ponce 1993, en sencillos y mixto en los Panamericanos de La Habana 1991.

Karate: ¿Heidy Rodríguez o María Dimitrova? Heidy debe ser la elección original por sus medallas de oro mundiales, medallas de Juegos Centroamericanas y del Caribe y por sus dos oro consecutivos en Juegos Panamericanos. Pero ambas merecen estar en un alto sitial de su deporte.

Pesas: Surgen nombres de inmediato, Wanda Rijo, Beatriz Pirón y Yuderqui Contreras. De las tres, la última es la que más despunta. Pero las tres merecen reconocimientos. Contreras es dueña de récords inquebrantables, de su ya inexistente categoría, además de un notable quinto lugar en con su total de 204 kilogramos en unos Juegos Olímpicos.

Béisbol femenino: Es un bono extra. Muchas mujeres merecen estar en el grupo de las 8. Norma Díaz es una de ellas, por su aporte, como mujer, a un deporte visto como de hombres.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com