Empieza el juicio por la muerte de George Floyd: las claves del proceso

Este lunes arranca en Minneapolis (Minnesota) el juicio contra el expolicía Derek Chauvin, el hombre blanco que el pasado 25 de mayo clavó la rodilla en el cuello a George Floyd durante 8 minutos y 46 segundos mientras este reclamaba que no podía respirar. El afroamericano murió ese mismo convertido en un mártir del movimiento racial y Chauvin fue acusado de tres cargos criminales. En medio de una enorme expectación, el proceso judicial contra el exagente -que será transmitido por televisión- marca un hito en la lucha contra la brutalidad policial hacia los negros y la comunidad afroamericana espera que la sentencia sea un ajuste de cuentas.

Dónde y cuándo

Hoy arranca el juicio en la sala del tribunal del 18º piso del Centro de Gobierno del Condado de Hennepin (Minneapolis). Será retransmitido en directo por Court TV. El testimonio de los testigos y la presentación de pruebas durará varias semanas antes de que el jurado delibere sobre el veredicto. En la sala estará el juez Peter Cahill, los miembros del jurado, los testigos, el personal del tribunal, los abogados y Chauvin. Debido a la pandemia, solo podrá estar un miembro de la familia del Floyd y un miembro de la familia del acusado.

Los cargos

El expolicía Derek Chauvin, 44 años, se enfrenta a los cargos de asesinato en segundo y tercer grado y homicidio involuntario. Para condenarlo por asesinato en segundo grado, los fiscales deben demostrar que Chauvin provocó la muerte de Floyd, aunque fuera de manera involuntaria. Si el delito lo cometió alguien sin antecedentes penales, como es el caso, le podrían caer hasta 12,5 años de prisión.

Para condenarlo por asesinato en tercer grado, los fiscales deben probar que las acciones de Chauvin respondieron a “una mente depravada” y fueron “eminentemente peligrosas para los demás”. Le podrían pedir hasta 25 años de cárcel.

Para que lo condenen por homicidio involuntario, los fiscales deben demostrar que el exagente actuó con negligencia. Sin antecedentes penales, se le podría sentenciar a cuatro años de cárcel.

Las defensas

El abogado del expolicía, Eric Nelson, argumentará que la muerte de Floyd se debió a dos motivos: su mala salud coronaria y en el consumo de drogas (fentanilo, metanfetamina y THC), las cuales la autopsia identificó en la sangre.

La fiscalía del condado de Hennepin, dirigida por Keith Ellison, defenderá que el médico forense calificó la muerte como un homicidio. El informe detalla que sufrió un “fallo cardiopulmonar” por complicaciones debido a la actuación de la policía y la presión en el cuello. El mayor arma de la fiscalía son los vídeos grabados por las cámaras de seguridad, de los policías involucrados, y el de un transeúnte.

El jurado

La selección del jurado llevó más de dos semanas tras someterse a extensos cuestionarios sobre si los elegidos podrían juzgar los hechos solo por las evidencias presentadas en el tribunal y no por la información previa que conocían. Son 14 miembros: 12 deliberarán —dos hombres blancos, cuatro mujeres blancas, tres hombres negros, una mujer negra y dos mujeres mestizas—; dos son suplentes —dos mujeres blancas y un hombre blanco—. El jurado será más diverso que Minneapolis, cuya población negra es de un 20%.

Los testigos

La jefa de policía de Minneapolis, Medaria Arradondo, quien se refirió a la muerte de Floyd como un “asesinato”; el médico forense que realizó la autopsia de Floyd, Andrew Baker; y Darnella Frazier, la adolescente de 17 años que grabó con su móvil a Chauvin arrodillado sobre el cuello de Floyd. La defensa de Chauvin llamará a su propio experto médico para testificar y seguramente cuestione las conclusiones del forense. La fiscalía pretende incluir a amigos y familiares de Floyd que den cuenta de su “chispa de vida”. Minnesota permite este tipo de testimonios para humanizar a una víctima de un crimen ante un jurado.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com