Un nombre para cada proceso…

Van cayendo una a una como las piezas de un reloj con hora señalada. Pudo haber sido antes o después, pero no… ¡Ahora!

Si la circunstancia hablara, como brújula, daría más certeza en el camino, pues a veces confunden, no los hechos, sino las personas.

Un oficial y una pastora, la espada y la cruz, marchando hacia un mismo destino: el Gólgota de la justicia independiente. La solicitud de medidas de coerción revelará razones, explicará motivos y se sabrá si además de coro, pandereta.

Sabina pondría la intriga y cantaría “asociado en sociedad con tales socios, se pueden imaginar”. Difícil que el Evangelio sea suficiente, pues se supone que los negocios del mundo no deben interesar.

Llama la atención el oficio de marino de la Procuraduría, y muchos quisieran conocer o saber, del ingenioso anónimo que tiene a manos un nombre para cada proceso.

Antipulpo, Caracol, Coral y como el mar es amplio y profundo, por falta de denominaciones no fracasará la lucha contra la corrupción.

Decían los antiguos que “el estilo es el hombre ”, ahora que la forma es la mujer, pues con su novedosa nomenclatura al hombro, Yeni hace la diferencia.

LIVE OFFLINE
track image
Loading...
%d bloggers like this: