Mía Liberato sueña con llegar a ser una Reina del Caribe

El impacto que provocan las Reinas del Caribe anima a decenas de niñas a forjar sus sueños con el fin de un día entrar en ese selecto grupo de la selección mayor, que tantos lauros ha dado a la República Dominicana.

La niña, Mía Liberato, ya de 15 años, es una de ellas. Su trayectoria va paso a paso en crecimiento. Pero obviamente quiere más. “Primero Dios y trabajando para un futuro primero: ser Reina del Caribe”, señala Liberato su sueño como jugadora de voleibol.

Ha mostrado su talento en torneos internacionales y en el país es armadora de las Guerreras Volleyball Club, en el torneo superior del distrito nacional. Mucho para una niña de 15 años.

La joven armadora tiene sus objetivos claros. “Mi meta inmediata es tener una buena participación en lo que son las categorías menores sub23, sub20 y sub18, ya que tenemos eventos internacionales, incluidos mundialistas durante todo el año”, dijo la joven, que pese a sus 13 años tanto agradó en su participación en 2019.

Es estudiante becada en el Colegio Santa Teresita y aspira, si su carrera deportiva se lo permitiera, a estudiar administración de empresas.

Liberato también jugó baloncesto en su club nativo, Calero, hasta que fue atraída por el voleibol y reclutada por Gioriber Arias quien la lleva al proyecto de selecciones nacionales, en el Pabellón de Voleibol del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte.

Se confiesa admiradora de Niverka Marte, la armadora titular de la selección de mayores a quien además de sentir esa simpatía por ella, ha llegado “a la conclusión” de que su “pensar es correcto, ya que en los entrenamientos con las Reinas del Caribe, me ha ayudado enormemente en todo el sentido de la palabra”.

La joven jugadora agradece al cuerpo técnico del proyecto de voleibol, que encabeza Marcos Kwiek, así como al director del mismo, Cristóbal Marte, por las oportunidades recibidas en este deporte.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE