Saber responder es una materia vital

El Gobierno, como la Iglesia con los obispos o con los feligreses, realizó con sus altos cargos un retiro de fin de semana.

Para unos fue cursillo de vida, para otros de cristiandad y en todo caso una reafirmación de fe. Fue una experiencia de alineamiento.

Las revisiones siempre son buenas cuando la intención es mejorar. El Gobierno va bien, a modo de sentencia, pero las metas se pueden superar.

En el encuentro no solo participaron funcionarios, sino un personal de fuera: asesores, consultores, expertos en políticas públicas.

En especial uno en comunicación. Una enseñanza crucial, estratégica, mucho más en estos tiempos en que abundan los ataques arteros.

Saber comunicar, pero sobre todo responder es una materia vital. Los ganchos ya no cuelgan ropa, ahora desgracian al que se descuide hablando.

Hubo un aspecto inusitado, pero interesante: la interacción entre responsables de áreas, de manera que haya cohesión y también coherencia.

En las administraciones del PLD, sus allegados se trataban como enemigos, y no decir de los lejanos.

Los funcionarios no se coordinaban y los mandatarios no se daban cuenta. Se pretende que eso no ocurra ahora.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE