Delta Soto ha sido una de esas mujeres imprescindibles de la cultura dominicana

El fallecimiento este lunes de la destacada actriz y maestra, Delta Soto enlutó a los protagonistas del teatro. A sus 83 años batalló contra un cáncer, sin embargo, fue el mortal virus de la COVID-19 quien le quitó la vida en un centro hospitalario del Distrito Nacional.

Delta Soto entregó su vida al teatro y también desempeñó un rol estelar en la revuelta de abril de 1965 y era integrante del movimiento 14 de Junio. Fue locutora de la emisora clandestina, a través de la cual los revolucionarios llevaban su mensaje a la comunidad.

Entrañables amigos y compañeros de labores en el teatro han lamentado su pérdida y elogiado sus a-portes, que tanto ella como su también fallecido esposo, Rafael Villalona, desarrollaron a favor del país.

La gestora, actriz, hoy directora del Consejo Nacional para la Niñez, Paula Disla, habló de la relación que mantuvo con Delta Soto y la marca que dejó en su vida.

“Conocí a Delta cuando recién me graduaba de la escuela de teatro, prácticamente sin experiencia profesional y tuve la oportunidad de ser parte del elenco de la obra 1789, protagonizada por ella, en la que tuve un papel estelar bajo su acompañamiento actoral. Más que una maestra de la actuación, Delta nos deja tantos valores como teatrista; a mí en lo personal me enseñó esquemas de la producción artística que todavía, 20 o 30 años después son creativos y novedosos”, manifestó Paula Disla.

La actriz recordó que Delta era una persona revolucionaria y recordó que fue ella la que contribuyó a cambiar la mentalidad de los teatristas cuando estos acudían a buscar patrocinio en el sector oficial o estatal. “Era generadora de cualquier idea revolucionaria y una frase como la que me quedo de Delta, y es que cuando solicitábamos patrocinios realmente se le pedía una colaboración, pero ella nos enseñó que quien patrocinaba no colaboraba, porque le estamos dando la oportunidad de poner nuestro buen nombre asociado a su marca. Y eso ayudó mucho a que mi generación resaltara el valor que es la creación teatral y artística. Delta Soto también fue una aguerrida, fue la voz de la Revolución del 14 de junio, Delta la rebelde y luchadora junto a su marido (el también fallecido dramaturgo Rafael Villalona), era la fuerza que movía en Nuevo Teatro, sin bajar la cabeza, sin doblarse, sin mirar hacia atrás. Ese es el mejor mensaje. Todos los que pasamos cerca de Delta nos quedamos con esa actitud de no callar y entender que el teatro es una especie de sacerdocio donde si no tenemos una mística, no vamos a poder expresar ante un público lo que queremos decir con nuestros sentimientos”, Paula Disla

Para la actriz y directora, Elvira Taveras, con su fallecimiento el arte dominicano pierde a una excelente intérprete y maestra. “También el país despide a una ciudadana ejemplar, luchadora constitucionalista, publicista y promotora cultural, cuya labor ha impactado la formación de varias generaciones de teatristas criollos. Yo misma soy fruto del proyecto que emprendieron ella y su esposo Rafael Villalona en la década del 80 en el Centro de la Cultura de Santiago, edificando una agrupación teatral estatal modélica que ha fructificado y lo seguirá haciendo en el futuro. En medio del dolor que la pérdida de una persona tan querida, admirada y valorada produce, doy gracias y aplaudo de pie”, aseguró Taveras.

Carlos Espinal, actor y director del Teatro Nacional, señaló que Delta Soto fue una de de las pesonas que lo inspiró en su carrera. “Estoy muy apenado por su partida. Como le manifesté, en varias ocasiones, Delta fue una inspiración en mi carrera, ejemplo como la gran actriz, la mujer comprometida con su patria, con su arte, con su compromiso social y político. Hemos perdido a una gran actriz, activista y maestra. Nos llena de orgullo haber compartido la misma patria.Estoy muy triste”, dijo Espinal.

La actriz y directora María Castillo fue muy cercana a Delta y a Rafael Villalona. “Esta fue una mujer que se destacó no solamente en su carrera artística, fue una mujer que aportó a la lucha, no solo desde el 14 de junio, sino que también fue una defensora de los derechos humanos, de las luchas sociales de nuestro país. En cuanto a la actriz, a la amiga, a la compañera, pasamos un tramo largo en Nuevo Teatro y fuera de él, compartimos no solo desde el escenario. Fue actriz de muchos de mis montajes, fue actriz en la obra La Gaviota, compartimos en los montajes de Rafael Villalona. Viajes, alegrías, desgarramientos. Para mí era alguien muy cercano, especial y que siempre llevaré en mi corazón. Hoy el teatro está de luto, yo me siento afligida con todo esto. Delta era una de esas mujeres imprescindibles en la historia de la cultura dominicana”.

La actriz de excepción, la llamada ‘Voz de la Revolución de Abril’, se nos fue de este plano de la existencia.”

Giovanny Cruz, dramaturgo

El experimentado productor y director artístico Guillermo Cordero reseñó que Delta Soto y Rafael Villalona formaron la nueva escuela en el teatro dominicano. Pienso que el teatro dominicano está de luto. Uno de sus pilares del teatro contemporáneo se ha ido. Delta y Rafael formaron una nueva escuela en el espectáculo teatral dominicano. Delta fue una de las primeras actrices dominicanas y lamentablemente se ha ido”.

Para el productor y actor Juancito Rodríguez, Delta soto dejó su huella por su calidad. “Hablar de Delta Soto es hablar de una dama del teatro dominicano, locutora, actriz, directora, gestora, pionera en el teatro moderno en el país. No se puede hablar de la historia de nuestro teatro sin ella y Rafael Villalona. Fue una mujer de avanzada, con carácter fuerte, disciplinada, íntegra. Es una gran pérdida para el teatro dominicano. Me decía Monina Solá, yo no soy actriz, la actriz es ella. Ha sido la actriz más importante, estamos muy tristes. La última obra que hizo, “Los monstruos” se la dediqué a ella y a Iván García, por eso me siento feliz, porque le hice un reconocimiento en vida a esa gran maestra”.

El actor y también productor de teatro, Luis José Germán consideró que más de una generación le debe su crecimiento profesional a Delta Soto.

“Con la partida de la maestra Delta Soto, el teatro dominicano pierde una de sus glorias. Mujer capacitada e íntegra en su concepto teatral y método actoral. Muchas generaciones deben su crecimiento profesional artístico, Gracias al empeño de la Sra. Soto y ojalá generaciones venideras puedan recordar y continuar su legado”, indicó.

Karina Noble, actriz y gestora teatral consideró que sin duda alguna, la maestra Delta Soto fue un referente como artista y mujer. Una luchadora, con ideas que incluso transcendian a su época. Impresionante verla en escena. Dueña de una organicidad visceral, en contraste con su bellísima y potente voz.El teatro dominicano pierde una de las figuras más sólidas de su historia. Que en paz descanse”.

Felix Germán, ex titular de la Dirección General de Bellas Artes la definió como una luchadora incansable. “ Teatrista de pies a cabeza, mujer excepcional que deja un legado de honor y respeto a los grandes valores humanos”.

Giovanny Cruz, viceministro de participación del Ministerio de Cultura calificó su pérdida como una desgracia. “¡Qué desgracia tan grande!- de comunicar que la inmensa actriz Delta Soto se nos ha ido. Actriz, escritora, mujer y revolucionaria de muy alto nivel. Mi gran amiga Delta estaba luchando, desde hace unos años, contra el cáncer. Empero, junto a su hija Nelly Villalona lo combatía. Hace un par de días se sintió mal y la llevaron al hospital. Descubrieron que tenía Covid. Ayer, por gestiones de Nelly y Paula Disla lograron trasladarla al antiguo y súper remozado Morgan. Como sus pulmones estaban afectados, le pusieron un instrumento para respirar. Los médicos, a pesar de su delicado estado, pensaron que podía supera la prueba. Lucharon, pero nuestra Delta no resistió más y falleció. La actriz de excepción, la llamada “Voz de la Revolución de Abril”, se nos fue de este plano de la existencia. Dentro en un mar de lágrimas la despedimos ahora! ¡Descanse en paz esta gran señora del Teatro y la Cultura”, comentó a través de un mensaje Giovanny Cruz.

De su trayectoria

Delta Soto incursionó temprano en el teatro. Se formó en la Escuela de Arte Dramático de la Dirección General de Bellas Artes. Gracias a su desempeño logró viajar a la Unión Soviética para continuar su proceso formativo. A su regreso al país, junto a su esposo, Rafael Villalona formaron Nuevo Teatro, una compañía independiente que acogió a nóveles y experimentados artistas.

Delta Soto nació en Santo Domingo el 18 de febrero de 1938. Su debut en el teatro fue con la obra “Muerto sin sepultura”, dirigida por Niní Germán, que se hizo con el propósito de recabar fondos para el movimiento 14 de Junio y a favor de la Revolución. En la obra conoció a Rubén Echavarría y al dramaturgo Iván García. Dedicó más de 50 años al teatro. Tuvo cuatro hijos, le sobrevive una hija.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE