RD supera a Venezuela y le respira a Cuba y Colombia en atletas

Apoyado en cuatro ciclos corridos con podio (2004-2016), la cúpula del movimiento federado dominicano alardea de crear la era dorada del olimpismo y en Tokio, antes de comenzar la competencia, ya tiene un argumento adicional.

La delegación quisqueyana que asistirá a los Juegos Olímpicos que abren el telón oficial este viernes no solo será la más numerosa de la historia (66 atletas). También ocuparán el lugar más alto a nivel continental, respirándole en la nuca a países que por historia e historial deportivo la simple mención de su nombre merece el saludo militar.

Los duartianos tendrán la octava mayor cantidad de deportistas de América, un ranking que encabeza los Estados Unidos (650), que será la más numerosa de todo el evento, aun por encima del anfitrión Japón (619).

En el Nuevo Mundo, tras los de las barras y las estrellas llegarán Canadá (382), Brasil (311), Argentina (187), México (163), Colombia (70) y Cuba (69).

Antes de esta edición, la ocasión donde los dominicanos llegaron más cerca a nivel continental fue en Atenas 2004 cuando ocuparon la casilla 11 y en Londres 2012 la 12, en ambos casos impulsados por la presencia del equipo femenino de voleibol. En la versión más reciente disputada en Río de Janeiro en 2016 los 29 atletas que clasificó el país les permitió colocarse en la casilla 14 entre los Panamericanos.

Nunca antes los dominicanos estuvieron tan cerca en números de atletas de Cuba o Colombia. Es la primera vez que figurará delante de Venezuela (43), un país que se estrenó en el programa olímpico en la edición de Los Ángeles en 1932, tres décadas antes del debut criollo.

El caso cubano, que se estrenó en la cita de 1900 en París y colecciona 220 medallas entre ellas 77 de oro, llevará menos de un centenar de atletas por primera vez precisamente desde ese 1964 cuando los dominicanos estuvieron por primera vez, con un deportista.

Cuando se compara con el resto del mundo, los dominicanos ocuparán la posición 44 en número de participantes entre los 204 comités olímpicos nacionales más el equipo de refugiados que tomará parte en el evento.

De aquí, de allá

Un pelotero que nació en Cuba, una jinete que lo hizo en África y un clavadista que hasta hace poco representaba su México natal. La delegación dominicana tiene tilde extranjera.

El lanzador zurdo Raúl Valdés llegó finalmente al país en 2003 en una lancha que demoró cinco días, en el que fuera su sexto intento por salir de su La Habana natal. Desde entonces estableció residencia, lanza en la pelota invernal como uno de los lanzadores con mejores números en la historia.

Valdés rechazó este verano una invitación de la federación cubana para ir al preolímpico de Florida para asistir con la franela dominicana.

La jinete Yvonne Losos de Muñiz, nacida en Nigeria hace 53 años, de una familia canadiense, creció en Kenia donde aprendió a hablar suajili (también habla alemán, inglés y español) y logró su conexión con la República Dominicana al contraer matrimonio con Eduardo Muñiz, con quien ha procreado un hijo y una hija. Desde 2002 representa al país y va a sus segundos Juegos tras Río 2016.

José Ruvalcaba era una de las figuras del clavado mexicano al punto de ganar el bronce en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015. Pero antes de Río 2016 entró en conflicto con la federación azteca, un amigo le recomendó venir al país del que quedó enamorado y en 2019 obtuvo el descargo y la nacionalidad dominicana para poder competir por este país.

El caso opuesto

El gimnasta artístico Rayderley Zapata figura como una de las esperanzas de España en Tokio. Es un dominicano que emigró a las Islas Baleares con su madre y ya estuvo en Río.

Asimismo, el luchador Franklin Gómez Matos asistirá a sus terceros Juegos corridos con Puerto Rico. El especialista en estilo libre (74 kilos) nació en Dominicana, pero emigró pequeño a la Isla del Encanto.

LIVE OFFLINE
track image
Loading...
%d bloggers like this: