Quebec prohíbe las manifestaciones antivacunas a menos de 50 metros de hospitales y escuelas

Manifestantes antivacunas frente a un hospital de Montreal, el 13 de septiembre.Paul Chiasson / AP

Quebec busca poner freno a las manifestaciones contra las vacunas y las restricciones derivadas de la pandemia que han perturbado centros sanitarios y de enseñanza. La noche de este jueves, la Asamblea nacional de esta provincia canadiense aprobó por unanimidad una ley especial para prohibir que estas protestas se lleven a cabo a menos de 50 metros de hospitales, puntos de vacunación, clínicas, guarderías y escuelas primarias y secundarias. François Legault, primer ministro de Quebec, había dicho este martes que le parecía “inaceptable” el coro de protestas frente a estos lugares. “No puedo tolerarlo”, señaló, agregando que tomaría cartas en el asunto.

Canadá

La pieza legislativa especifica que las manifestaciones no pueden ubicarse a menos de 50 metros de los terrenos de estos establecimientos y no de una puerta de acceso. Las personas que violen esta disposición tendrán que pagar una multa que oscila entre 1.000 y 6.000 dólares canadienses (790 y 4.700 estadounidenses), aunque el monto puede alcanzar los 12.000 dólares (9.400 estadounidenses) en caso de intimidación o amenazas. La ley tendrá una vigencia de 30 días, pero podría ser renovada por un periodo similar o quedar sin efecto al final del estado de urgencia sanitaria emitido por las autoridades provinciales.

Desde hace semanas, centros sanitarios y educativos en varios puntos de Canadá han sido escenario de esta ola de protestas a escasos metros de sus puertas. En Quebec, estas expresiones de rechazo a la vacunación y a distintas medidas por la pandemia se han llevado a cabo principalmente en Montreal. Valérie Plante, su alcaldesa, las ha catalogado como “indignantes”. Cabe recordar que, durante la campaña electoral federal, diversos mítines de Justin Trudeau fueron interrumpidos por estos colectivos. Trudeau declaró que no daría marcha atrás. Además, señaló que su partido tiene la intención de presentar un proyecto de ley para sancionar la obstrucción del acceso a todo recinto que ofrezca servicios sanitarios.

Quebec ha dado el paso. John Horgan, primer ministro de Columbia Británica, señaló que su Gobierno está preparando una serie de disposiciones inspiradas en las de provincia francófona. El 85,8% de los canadienses mayores de 12 años han recibido al menos una dosis de la vacuna; el 79,6% tiene ya la pauta completa. No obstante, estas cifras han aumentado de forma muy tenue en fechas recientes.

Esta semana, el anuncio de la presentación de esta iniciativa y su aprobación suscitaron reacciones relativas al derecho de manifestación. La Liga de derechos y libertades subrayó que se trata de un “ataque injustificado a la libertad de expresión y de reunión pacífica” que contempla la constitución. A este respecto, el Gobierno de Quebec ha indicado que esta ley no se aplicará en el caso de protestas por condiciones laborales. Geneviève Guilbaut, ministra de Seguridad Pública, precisó que no estarán prohibidas las manifestaciones relacionadas con la covid-19, pero que deberán respetar la distancia establecida. Las autoridades indican que el carácter temporal de la medida es otro factor que permitirá resistir los posibles recursos en tribunales. Además, han hecho referencia a un precedente: en 2016, la provincia adoptó una ley que prohíbe las manifestaciones a menos de 50 metros de las clínicas donde se practican abortos.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

%d bloggers like this: