Llegó el día de la ansiada sentencia

Por fin hoy es el gran día, y no el de la famosa canción de Joan Manuel Serrat, sino la ansiada fecha esperada por encartados, defensores y acusadores involucrados o que han sido actores principales en el largo juicio de los sobornos de la empresa Odebrecht. Hoy terminará el calvario de unos, el nerviosismo de otros y podrían comenzar las penurias de algunos, porque sería muy difícil que todos los acusados salgan absueltos.

Pero como en la viña del Señor hay de todo, también especialistas en la materia han planteado que lo más justo es que la Justicia absuelva a todos los acusados.

Las miradas del país político y hasta las de los indiferentes estarán puestas, desde las 4:00 de la tarde, sobre las magistradas del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional que darán lectura a la sentencia del tan cacareado juicio de fondo contra los acusados de, supuestamente, haber recibido los US$92 millones repartidos por la constructora brasileña a cambio de favorecerla con obras en el país, según confesaron ejecutivos de esa firma.

A medida que los minutos avancen crecerán las expectativas, los nervios se descontrolarán y las farmacias cercanas venderán muchos calmantes y tranquilizantes para la ansiedad.

%d bloggers like this: